Diario de un viaje a Malta – La Valletta – Día 1

Siguiendo el horario inglés que impera en Malta, el primer día de nuestro viaje nos levantamos bien temprano, para visitar la capital de Malta, La Valleta.

Nada más poner los pies sobre esta bella ciudad fortificada, nos dimos cuenta de su belleza singular, los misterios que debe esconder y de lo mucho que puede ofrecer: sus fachadas típicas con balcones cubiertos, calles estrechas que van de un lado a otro de la pequeña península que forma la ciudad, coches de caballos, palacetes en cada esquina, cúpulas de las iglesias que hay por toda la ciudad… perderse por La Valletta es lo mejor que te puede pasar para toparte de repente con una pequeña tiendecita de artesanía o un pequeño restaurante de comida tradicional.

Malta (Valetta)
Malta (Valletta) @Fernando Pérez


Fortificaciones Gozo @Fernando Pérez
Fortificaciones Gozo @Fernando Pérez

En la misma Valletta pudimos visitar La Rocca Piccola, una casa-palacio en pleno centro de la ciudad.
Construida en 1850, es una preciosa forma de descubrir la vida doméstica de aquella época, con sus enseres personales, colección de pinturas e incluso unos refugios subterráneos utilizados en la Segunda Guerra Mundial.

Tras este viaje al pasado, nos dirigimos a la Co-Catedral de Sant John’s, que aunque por su apariencia externa no parezca muy importante, en su interior alberga obras de artistas tan conocidos como Caravaggio o Mattia Preti. Su contrucción data de 1577 y se ve reflejado en su estilo barroco que puebla las paredes y suelos de esta iglesia con frescos y esculturas de gran valor.

Medina (Malta) @Fernando Pérez
Medina (Malta) @Fernando Pérez

Por último, nos detuvimos en el Museo Nacional de Arqueología, descubriendo en él la milenaria historia de Malta, que se inicia con la llegada de los primeros pobladores del archipiélago 2.500 años A.C. Piezas originales de los templos construidos para adorar a los dioses y para dar culto a sus muertos, primeas esculturas y arquitectura primitiva nos ayudan a hacernos una idea de cómo vivían nuestros antepasados.

Viajar a Malta es como dar un gran salto en la historia o mejor dicho, a muchos momentos de la historia
ya que podemos encontrar restos de las diferentes culturas que han pasado por la isla. En otro diario ya os iré explicando cómo son los malteses de ahora, cómo viven, cómo hablan, qué comen, etc.

La Valletta, vista nocturna (Malta) @Fernando Pérez
La Valletta, vista nocturna (Malta) @Fernando Pérez
Vista de La Valletta (Malta) @Fernando Pérez
Vista de La Valletta (Malta) @Fernando Pérez

***

Autor: Fernando Pérez

#Europa#Malta#Mediterráneo

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *