Día Mundial del Turismo: maleta geek frente a maleta de letras

Lo más difícil de viajar es hacerse la maleta. Porque uno sabe dónde quiere ir y lo que quiere gastarse para el vuelo, no hay tantas dudas en lo que nos gusta hacer para organizar el viaje, pero conseguir hacer una maleta con todo lo que necesitamos, y que realmente sea lo imprescindible… eso ya es más complicado.

Un ejemplo son las diferentes formas de ver lo que realmente consideramos necesario, según la persona. Para celebrar el Día Mundial del Turismo, qué mejor que hacer una maleta imaginaria de accesorios y que dos personas diferentes nos digan lo que consideran obligatorio incluir en el equipaje para disfrutar al máximo de la experiencia.

La maleta de un geek

Material Geek

Si te consideras un geek (amante de la informática y de todo cacharro electrónico que se ponga por delante), no puedes preparar una salida sin contar con algunos de tus gadgets. Reconócelo, sin ellos te ves desnudo y además, aunque tu pareja o acompañantes no quieran reconocerlo, de vez en cuando tienen su utilidad y todo.

Como la mayoría de veces estos equipos electrónicos compiten entre sí compartiendo funcionalidades, la decisión más difícil suele ser decidir cuál de los posibles gps, reproductores de música, navegadores de Internet, visores de fotos, etc, te llevas de viaje. El objetivo es tener todos los usos cubiertos, y llevar el mínimo número de gadgets (y cargadores) posible. También hay que tener en cuenta que la mayoría los vas a llevar a cuestas todo el día, por lo que el tamaño puede primar sobre otras consideraciones.

Aquí van algunos ejemplos de equipos electrónicos que no puedes olvidar en tu viaje:

1.- Navegador GPS: Si vas a alquilar un coche en destino es imprescindible, ya que te ahorrarás alquilar un navegador y además vas a ir con uno que sabes manejar y en el que confías al 100%. Es muy útil también como callejero, y te ahorrarás preguntar a 5 personas a qué altura de la calle está la catedral de turno.


2.- PDA (ordenador de mano): Muy útil para llevar diccionarios, planos de transportes, lista de visitas a realizar, etc. Es el gadget todo terreno, y normalmente lo puedes utilizar para cubrir ámbitos de uso de los otros gadgets expuestos aquí. Poder llevar en tu mano una pda que te guíe por los transportes de Londres es realmente agradecido, y lo mismo se puede decir de llevar un diccionario, que como mínimo te ayudará en momentos de apuro como tener que descifrar una carta de postres en sueco.

3.- Reproductor multimedia:
Pocas veces lo utilizamos en destino, pero nos pueden ayudar a distraernos en el avión, coche, etc. Si no necesitas llevar toda tu colección de música, con uno de los otros gadgets que también reproduzca música te sobra. Si tiene capacidades de reproducir vídeo, es una opción muy interesante para no depender de la película que pongan en el avión, o para mantener a los niños distraídos.

4.- Equipo para acceder a Internet: Un geek que se precie necesita probar el acceso wifi de hoteles, restaurantes, plazas públicas, etc. Va muy bien para comunicarse de manera barata con la familia, pero corremos el peligro de no desconectar de nuestros problemas diarios en forma de e-mails que seguiremos recibiendo.

Consejos

– Navegador GPS: Preparar en casa con tiempo y marcar las localizaciones de los lugares que quieres visitar, ya que durante el viaje difícilmente tendrás tiempo para planificarlo. No confíes toda tu planificación de rutas a un GPS, puede ser que se te estropee/desconfigure/etc. en destino y te quedes a cuadros. Ten un mapa a mano por si acaso.

– PDA: si puedes llevarla en una funda rígida mejor, no sea que le des un golpe en un descuido y te cargues la pantalla, como le sucedió al que escribe, paseando por Dublín. Además, suele ser el gadget más caro, así que hay que proteger la inversión.

– Reproductor multimedia: no seas egoísta y lleva música del gusto de todos tus acompañantes, que es un cacharro muy susceptible de ser compartido.

– Tanto la PDA como el equipo para acceder a Internet los puedes usar para montarte tu guía particular de viajes, en formato html, doc, etc. Va muy bien para complementar una guía oficial, con opiniones de viaje y consejos de otros viajeros, información más específica sobre monumentos, mapas de acceso, horarios y precios, etc. Tú decides los contenidos, eso sí, montar esta guía es un trabajo de unas cuantas horas, no lo dejes para la noche anterior a la salida.

La maleta de una periodista

Kit viajes

1.- Bolsa de aseo. (Sin risas) La pongo en el puesto número uno, porque es muy importante estar cómodos, bien aseados y con los utensilios mínimos para sentirnos a gusto y no desear volver a casa.

2.- Libreta y bolígrafo. Siempre hay pensamientos que apuntar, momentos que recordar con palabras o dibujos que luego serán un recuerdo impagable de tu viaje. Eso sin olvidar direcciones, números de teléfono e emails que no quieres perder.

3.- Guía del país, ciudad… Si no llevas una guía, que siempre es más cómodo, no te olvides de imprimirte la información que has buscado en Internet o las direcciones que te han dado tus amigos. Así, siempre tienes la opción de pasear sin rumbo y probar a ciegas, pero también podrás recurrir a ella siempre que necesites un alojamiento, mapas o consejos sobre la cultura del país.

4.- Cámara de fotos. Qué sería de los viajes sin esas imágenes en las que meses y años más tarde nos recreamos. La fotografía forma parte del viaje y a veces, detrás del objetivo se ven muchos detalles que de otro modo se nos escaparían. Además, a menudo sólo tenemos tiempo para probar nuevos combinaciones de velocidades, diafragmas, tonos y enfoques cuando viajamos. Además, una vez en casa puedes subir fotos a Flickr, Picasa, etc. y empezar a dar la brasa a los familiares 🙂
No te puedes olvidar de: Lleva como mínimo una batería de repuesto y carga ambas cada noche, es inaceptable que la cámara te deje tirado y sin posibilidad de hacer fotos tras haber estado disparando todo el día cuando llegas a ese anochecer tan colorido.

5.- Música y lectura. En cualquier formato. Dependiendo de si viajamos en coche o en transporte público, aunque siempre es conveniente que ocupe lo mínimo posible.

Con estos accesorios estarás preparado para un viaje inolvidable y para inmortalizar tres actividades muy interesantes cuando se quiere conocer la sociedad y cultura que visitamos: echar un vistazo a la prensa local, visitar un mercado y ver la vida desde una terraza. ¡Buen viaje!

#camara-de-fotos#fotos#gadgets#geek#guia-de-viajes#guias#maleta#pda

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
7 comentarios
  • La maleta geek vs la maleta de letras…

    Qué cosas pones en tu maleta ? no te pierdas este post si quieres ver cómo se hace la maleta un geek, o qué mete en una malete un escritor. Te consideras geek ? Te consideras un mix ? o odias todos los aparatos electrónicos ? Compara tu maleta con …

  • La maleta de un geek vs. la maleta de una persona normal…

    Qué cosas pones en tu maleta ? mira cómo se hace la maleta un geek, o qué mete en una malete un escritor. Te consideras geek ? Te consideras un mix ? o odias todos los aparatos electrónicos ? Compara tu maleta con las nuestras y celebra el día mun…

  • Me uno a la maleta periodística, con bolsa de aseo también en el nº1 del TOP TEN.
    ¡Qué maravilla perderse por ahí sin GPS! A mi me encanta preguntar, ¡es una excusa perfecta para hacer amigos en todo el mundo!
    Se me ocurre que podríamos hacer como en aquel programa de la tele: un geek viaja durante una semana con una periodista al estilo periodista; y después, un periodista viaja durante una semana con un geek, al estilo geek. A ver qué tal la experiencia 🙂
    Bueno, chicos, enhorabuena por este blog.
    Un beso viajero.

  • Preguntar y hacer amigos está muy bien cuando estás de humor y hace ese día soleado que esperabas, pero si resulta que andas perdido de noche buscando el hotel o está cayendo un aguacero mientras buscas la parada del metro más cercana… un GPS ayuda, y mucho.

    Como siempre, todo tiene su momento, sólo tienes que ir preparado para cualquier eventualidad y así luego escoger qué haces ante ella.

    Un saludo Gloria, y gracias por los ánimos 🙂

  • Yo me quedo con la opción de perderme, aunque sea de noche y esté lloviendo… Si lo vives de manera positiva, luego será una parte más del viaje que recordarás.

    Para mi, al menos, lo que fue una mala experiencia en su momento, luego se ha convertido en un elemento diferenciador para muchos viajes.

    Gracias Gloria, seguiremos viajando…

  • Entonces esperamos que el catarro que tendrán Gloria y Silvia les dejen disfrutar la ciudad, mientras Manuel y yo estamos dirijiéndonos hacia el monumento más recóndito de la ciudad ! jejejejeje 😛

  • Exacto Marc 🙂 La cuestión yo creo que está en que tú puedas decidir en todo momento qué haces: si te pierdes por ahí, o te dejas “asesorar”.

    Lo que no mola es quedarte sin opciones… Otro ejemplo: si vas a invertir 2 horas extras de tu tiempo en llegar a determinado destino por falta de información, sabes que las estás restando de otras visitas que tenías programadas. En todo caso, siempre es mejor decidir si quieres hacerlo así que verte obligado a ello por falta de medios.

    Además, llevar un gps en el bolsillo no cuesta nada, y que yo sepa, estos cacharros todavía no han mordido a nadie 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *