Descubrir el fado en Lisboa

El origen etimológico de fado viene del latín y significa -destino-. No es difícil imaginarse en su nacimiento las cantantes de fado, generalmente prostitutas, entonando el nostálgico y sentido canto en las tabernas de los barrios potuarios, rodeadas de marineros a la espera de un próximo embarque hacia tierras desconocidas.

Las dos zonas más recomendables para disfrutar de un buen concierto de fado en Lisboa son La Alfama y el Barrio Alto. Para el visitante, los restaurantes que incluyen actuaciones son una buena opción para adentrarse en el melancólico canto liboeta, que ha encumbrado a grandes artistas de la canción, traspasando las fronteras portuguesas.

La peregrinación por los locales de fado cuentan con el atractivo de descubrir quizá a una gran voz que alcanzará las cotas de popularidad y calidad de Dulce Pontes o Mariza. Para ello, es importante asegurarnos de la calidad de las actuaciones, aunque podemos ir sobre seguro en algunos restaurantes que combinan el atractivo turístico con la tradición portuguesa.

Clube de Fado

– En La Alfama se encuentran algunos de los locales quizá más famosos y con una historia que los asemeja a las cuevas de flamenco de Sacromonte en Granada.

Y la semejanza nace con su entrono. La Alfama es como un pueblo de casas encaladas muy modestas y callejuelas enrevesadas y retorcidas que lo convierten en un laberíntico viaje en el tiempo. Aquí, en este entorno de otro tiempo se encuentran algunos de los locales más castizos.

La Taverna do Embuçado. En Beco dos Curtumes 10. Un restaurante sobrio que conserva la tradición. Hay una excelente selección de vinos.

La Taverna d’el Rey. En Largo Chafariz de Dentro, 14-15. Nació como tasca de vinos y conserva ese aire rústico, con paredes blancas decoradas con azulejos y motivos de madera. En él el canto de fado vuelve a sus raíces.

El Clube de Fado. Situado junto a la catedral, es un restaurante romántico y refinado, que combina la cocina tradicional portuguesa con actuaciones de fado. Es una buena opción para adentrarse en la cultura lusa.

– En el Barrio Alto existen opciones más económicas y no por eso peores.

El restaurante NoNo, situado en Rua do Norte 47, es un ejemplo. Decorado con los tradicionales azulejos lisboetas, es un pequeño local donde se programan actuaciones de fado y guitarra que comienzan sobre la nueve de la noche.

La Adega Machado, en Rua Norte 91, tiene también muy buena fama.

O Faia en Rua da Barroca 48, es otra buena opción para pasar un velada de fado con actuaciones de calidad. Sólo abre por las noches.

A Severa, en Rua das Gaveas 51, es una casa de fado mítica. Su nombre es en honor de Maria Severa Onofriana, una prostituta del siglo XIX que vivía en el Barrio Alto y que se considera la primera gran fradista de Lisboa.

Enlaces de interés:
Directorio de casas de fado en Lisboasidebar:ciudad:lisboa

#Lisboa#Portugal#restaurantes

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor
2 comentarios
  • HOLA, al igual que los anteriores comentarios, acabamos en este lugar por recomendación de un taxista, el cual al preguntarle por un sitio típico para escuchar fados, nos recomendó este. El taxista demasiado “amable”, nos llevó andando hasta la puerta de restaurante sin pedirselo y por su supuesta amabilidad le dejamos propina de 4 euros.
    El local normal, tiene unas escaleras y un perro que recorre el lugar sin mas.
    Solo queriamos escuchar fados y nos propusieron tomar un vino de 30 euros y un omellet de 15 euros y unas sardinas que nos avisaron que no estaban en carta pero que valian 15 euros, seguidamente nos trae un plato con chorizo, otro con mantequilla y otro con queso. Sin avisarnos ni pedirlos.
    La comida estaba bien. Y los fados dejaban mucho que desear puesto que los meseros eran quienes cantaban. Nos dijeron que amenizaban la comida con los fados. No que era un espectaculo a cobrar.
    Por todo ello, nos cobraron lo siguiente. 118,00 €
    Una estafa total: puesto que el vino se cobraron 5 euros de mas, el jamon malo, queso y olivas no pedidas, nos cobraron 20 euros. En cada plato se sumaron 5 euros cada uno. Los cubiertos 9 euros, y 15 euros por el fado que no era a pagar segun dijeron al inicio.
    Nos dijeron que ademas no aceptaban tarjeta de credito, nos disponiamos a llamar a la policia cuando decidieron aceptar tarjeta de crédito. Nos querian cobrar 10 euros de propina que por supuesto no pagamos. Nos trataron fatal al hacer reclamo, y la mujer oriental nos agredio verbalmente. Salimos del establecimiento muy decepcionados y en mi opinion a pesar de lo agradable de algunas personas en Lisboa no pienso volver. Vivo en mallorca en una ciudad de turistas y los otros visitantes venian de Paris y bcn y les aseguro que en ningun lugar nos habian estafado de esta manera, ni nos han tratado tan mal, Incluso ni siquiera en paises subdesarrollados.
    Si las autoridades no ponen fin a estas estafas, los turistas no volverán. La crisis esta en todos lados y prefiero gastarme mi dinero en otro lugar que sea mas seguro. No quiero volver jamas a Lisboa. Me he llevado la peor impresion de todas. Sin duda, si viaja a Portugal, vaya a Oporto que estara mas seguro, mas serios y mas hermosa la ciudad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *