Damaraland en Namibia

Nuestro viaje por Namibia continuaba y Damaraland era una tierra de paso, sin embargo, Damaraland es una de las zonas con unos paisajes desérticos y anaranjados más bonitos de Namibia. Desde desiertos, montañas, zonas arqueológicas, bosques petrificados, plantas mágicas o poblados enmedio de la nada con artesanos eran algunas de las cosas que nos esperaban por Damaraland, donde conduciríamos dos días enteros de camino a Swakopmund sin casi cruzarnos con otros turistas.

En el cruce de elefantes en Damaraland, Namibia
En el cruce de elefantes en Damaraland, Namibia

Salimos de Epupa Falls con una mujer himba y sus dos hijas que dejaríamos en el hospital de Opuwo, cargamos gasolina en Opuwo y empezamos nuetro viaje hasta Palmwag. Era uno de los días más largos a nivel de kilómetros, casi 500km, en todo el viaje, pero los paisajes que veríamos fueron inolvidables. La zona norte de Damaraland tocando la región del Kunene, aunque es desértica es rica en animales como elefantes, rinocerontes negros, jirafas, avestruces o springbooks.

Puesta de sol en Damaraland, Namibia
Puesta de sol en Damaraland, Namibia

Esa noche dormimos en el camping de Palmwag Lodge, muy cerca del Groosberg Pass. Allí había una gasolinera donde aprovechamos para llenar otra vez el depósito del coche y cruzamos el paso, que parecía una frontera. Un policia de Namibia nos hizo rellenar un formulario con nuestros datos y de dónde veníamos y nuestro destino. Nos comentó que es un control veterinario básicamente para no extender enfermedades entre animales de Namibia. En el lodge nos comentaron que en general miran que no lleves carne o frutas en el coche, pero en nuestro caso no nos miraron la nevera ni el maletero del jeep (por suerte nuestra).

Los petroglifos de Twyfelfontein

Desde Palmwag conducimos hasta Twyfelfontein, entre Sesfontein y Khorixas, para visitar los espectaculares petroglifos que hay en el centro turístico de Twyfelfontein. Según los arqueólogos han vivido en ese valle humanos en los últimos 6000 años y lo que se puede observar ahora en Twyfelfontein son los restos de las cuevas esculpidas que fueron dejando nuestros ancestros, se calcula que hace entre 2500 y 2000 años. La visita a Twyfelfontein nos gustó mucho porque cada grupo que llega (nosotros éramos 2) le asignan un guía que habla inglés u otros idiomas (según requisitos) y te enseña los petroglifos más interesantes mientras te explica la historia del lugar.

Petroglifos de Twyfelfontein en Damaraland, Namibia
Petroglifos de Twyfelfontein en Damaraland, Namibia
Otros petroglifos en Twyfelfontein en Damaraland, Namibia
Otros petroglifos en Twyfelfontein en Damaraland, Namibia

Muy cerca de Twyfelfontein se encuentra el Petrified Forest, muy cerca de Khorixas. No nos daba tiempo a visitar el Petrified Forest porque teníamos que dormir en Uis. En la zona también se puede visitar Brandberg Mountain o la montaña del fuego, que es la montaña más alta de Namibia con más de 2500 metros de altura. Nosotros dormimos en el Brandberg Rest Camp de Uis y para cenar mientras veíamos el Barcelona jugar por la televisión pudimos recuperar fuerzas con un buen entrecot de Kudu salvaje.

Comiendo un entrecotte de kudu en Namibia
Comiendo un entrecotte de kudu en Namibia

Algunas recomendaciones en Damaraland

  • Cerca de la carretera es posible en encuentres Welwitschia mirabilis, unas plantas que pueden aguantar muchísimo tiempo sin agua gracias a que con sus largas hojas con capaces de retener agua de la niebla o de otros fenómenos atmosféricos.
  • Nosotros conducimos varias veces durante la posta del sol. En ese momento, la luz del sol pronuncia los tonos anaranjados de Damaraland y hace que los paisajes sean especialmente bellos. Aunque es peligroso conducir cuando está oscureciendo, es muy recomendable ver esas vistas de Namibia con los tonos del ocaso del sol.
  • En Damaraland hay pocas gasolineras, desde Opuwo hasta Swakopmund (600 km) vimos solo un par o tres gasolineras, así que es recomendable llenar el depósito y sobretodo llevar dinero en efectivo porque en muchas gasolineras no se podía pagar con tarjetas de crédito.
  • Nos pararon niños por el camino con piezas de artesanía. Nosotros compramos un elefante de madera a un niño antes de llegar a Twyfelfontein. Llevábamos libretas y bolígrafos, fue un buen momento para dárselo.
Continúa leyendo la serie 'Namibia'Opuwo y las cascadas de Epupa en NamibiaSolitaire y Sossusvlei en Namibia  

#desierto#Namibia

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *