Cerdanya Resort: escapada con niños a la Cerdanya

Cerdanya Resort: escapada con niños a la Cerdanya

Uno de los sueños de todo padre de familia es pasar unos días con sus hijos en un entorno natural y de montaña como el que nos brinda la comarca catalana de la Cerdanya. Aire puro y amplios espacios con vistas a los Pirineos, excursiones, contacto con la naturaleza y los animales, juegos infantiles, cultura e historia, piscina climatizada y spa: estos son algunos de los ingredientes de que hemos disfrutado durante un fin de semana en el Cerdanya Resort.

La Cerdanya es una de las regiones más apreciadas para hacer turismo en Cataluña, y esto es mucho decir en un territorio con tantísima variedad y buenas opciones. Fronteriza con Francia y ubicada en pleno Pirineo, se asienta en uno de los valles más amplios de Europa, situado entre los 1.000 metros y los 2.909 metros de altitud (pico del Puigmal). La Cerdanya disfruta de un clima bastante benigno gracias a su orientación este a oeste, y con más de 3.000 horas de sol al año tiene una diversidad paisajística y de biosfera de gran belleza que incorpora matices tanto puramente mediterráneos como otros genuinamente alpinos.

vacas de la Cerdanya

Escapada con niños a la Cerdanya

Fuimos invitados a pasar un fin de semana de octubre en el Hotel Logis Muntanya perteneciente al Cerdanya Resort, un complejo turístico que comprende el hotel, apartahoteles, camping y una zona de ocio infantil llamada Parc d’Activitats Cerdanya. Este hotel es toda una referencia en La Cerdanya pues se inauguró hace más de setenta años en el pequeño pueblo de Prullans y sigue regentado por la misma familia, ya en su tercera generación. Y si en los orígenes como pequeño hostal acudían a recoger a los clientes a la carretera nacional en un coche de caballos, ahora es un hotel que dispone de decenas de habitaciones, varios salones para conferencias y eventos, parque de actividades infantil, servicio de excursiones, piscina climatizada y una amplia zona de spa.

Hotel Muntanya

Vistas del Hotel Muntanya

Aunque es un hotel muy bien adaptado al turismo cultural, de naturaleza y deportivo, podemos decir sin miedo a equivocarnos que su especialidad es el turismo familiar. En el salón comedor donde se sirve el buffet libre del desayuno, comida y cena estaremos acompañados siempre de otras familias con niños pequeños, por lo que si los nuestros son ruidosos –como es mi caso– no sufriremos tanto por si molestan a los demás huéspedes. Además, justo afuera pueden disfrutar de un pequeño parque al aire libre mientras los padres respiran el aire puro de la montaña y admiran un paisaje dominado por los imponentes picos de la Sierra del Cadí y el Puigmal.

Las comidas están perfectamente adaptadas para los más pequeños, con lo que siempre dispondremos de platos de pasta, croquetas o canelones acompañados de verduras o patatas fritas; pero si quieren experimentar otros sabores junto a sus padres, pueden probar sopa de pan y ajo medieval y un amplio surtido de platos procedentes de la gastronomía local. Los viernes por la noche se celebran cenas cátaras en las cuales podremos disfrazarnos con trajes medievales (niños y adultos), y durante el desayuno de los domingos los pequeños recibirán una visita muy especial, el Follet Cerda, un misterioso personaje del cuál os hablaremos en las próximas líneas.

Siguiendo con los servicios orientados a niños, el Cerdanya Resort pone a disposición de los clientes el Miniclub El Follet Cerda, un espacio de entretenimiento infantil en donde, acompañados de monitores, los pequeños disfrutarán de actividades guiadas y también de juguetes y un chiquipark. Allí podrán también pintar, leer cuentos, realizar juegos en grupo y pasarlo en grande mientras los padres se acercan al spa o a la piscina climatizada. El follet es el nombre catalán para un personaje diminuto, travieso y misterioso que en otros lugares correspondería a un gnomo o duende. La Cerdanya incorpora a este personajes escurridizo en sus leyendas centenarias, y así el Follet Cerda nos dará pie a conocer algunas de ellas.

El Follet Cerda

MiniClub Follet Cerda

Además, a unos pocos kms disponemos del Parc d’Activitats Cerdanya, una zona al aire libre perteneciente al mismo complejo y en donde los niños podrán alimentar a cabras y aves de corral, cabalgar en ponis, conducir pequeños karts y patines, hacer una pista de actividades y saltar en una cama elástica; es ideal para rebajarles un poco las energías a los peques.

parc-activitats-cerdanya-02

Ponis en el Parc d'Activitats Cerdanya

parc-activitats-cerdanya-cabras

Una opción interesante es alojarnos en alguno de los apartahoteles que disponen de hasta 8 camas y todos están equipados con cocina y salón-comedor, así como con amplios ventanales que dan a la montaña o a las casas de piedra de Prullans. Tendremos acceso a los mismos servicios que el resto de clientes, y las comarcas de La Cerdanya y el Berguedà estarán al alcance de nuestra mano.

El spa del Cerdanya Resort

Inaugurado en 2010 –recordemos, en plena crisis económica–, lo que pudo parecer una temeridad entonces se ha convertido en un enorme acierto fruto de ese espíritu innovador que insufla nueva vida a los proyectos. Este amplio espacio de relax cuenta con sauna finlandesa, sauna aromática, sauna de vapor, masajes y duchas terapéuticos, pediluvio, jacuzzi con vistas al Pirineo y piscina climatizada con techo corredizo que en verano se transforma en piscina exterior. Pueden acceder tanto los clientes del hotel como los de los apartahoteles y el camping, como sucede con el resto de las instalaciones del Cerdanya Resort.

Hotel Muntanya, piscina climatizada

Los adultos pueden disfrutar de las instalaciones del spa mientras dejan a los niños al cuidado de los monitores del Miniclub Follet Cerda, y los domingos por la tarde el spa se abre a toda la familia con lo que los niños pueden acompañar a los mayores. Con ello obviamente se sacrifica en calma (pues los niños, niños son), pero se gana el compartir con ellos una nueva experiencia en su vida. A destacar el cubo de agua helada que se acciona estirando de una cuerda y que cae de pleno sobre los cuerpos situados debajo: su agua helada hará las delicias de los pequeños y seguro que será la actividad que más disfrutarán del spa, repitiendo múltiples veces entre excitadas risas.

Un hotel de la cadena Logis

El Hotel Logis Muntanya es el primer hotel en España que se unió a la importante cadena francesa Logis, con la que comparte cultura. Logis mantiene la independencia de sus hoteles y fomenta sus hechos diferenciales, siendo el nexo común la orientación a las familias , la calidad y la excelencia en el servicio: justo los mismos valores que sostiene el Hotel Logis Muntanya desde siempre, que gana a cambio un importante poder de compra y gran visibilidad en el extranjero –los franceses por ejemplo son muy fieles a la marca Logis–. Nosotros desde luego que hemos disfrutado de las bondades de esta filosofía, con lo que atesoramos un lugar al que volver sin duda.

Suite del Hotel Muntanya

Existen diversas rutas de trekking que se pueden hacer desde el hotel y en el entorno del Cerdanya Resort, en uno de los territorios naturales más privilegiados de Cataluña. Una de las más asequibles y populares es el Salt del Molí, con una duración de unos 30 minutos y con una dificultad prácticamente nula, así que es ideal para familias con niños pequeños.

Vistas desde el Hotel Muntanya

Paseando por las afueras de Prullans

En invierno, dispondremos de fácil acceso a las pistas de esquí del Pirineo catalán como por ejemplo la de La Molina, que está a pocos kilómetros. También podemos pasear por Prullans, el pequeño pueblo donde se ubica el hotel. En una excursión guiada y organizada por el hotel nos comentarán cómo se vive en un pueblo de unos 100 habitantes del Pirineo catalán, en donde el médico visita dos días a la semana, dos horas diarias; el colegio acoge a un total de diez niños, todos juntos en una misma clase aunque sean de diversas edades, y una vez a la semana, estos pequeños se juntan con los niños de otras escuelas de la región, de esta manera van conociendo a otros niños de sus edades.

Rutas del catarismo en la Cerdanya

Rutas cátaras: el Camino de los Buenos Hombres

Por toda la Cerdanya existe inquietud por recuperar la memoria de unas gentes que prácticamente fueron borradas de su pasado. En un siguiente artículo os hablaremos de la dramática historia de los cátaros, una corriente religiosa que existió a caballo entre Occitania y las actuales comarcas catalanas del Berguedà y la Cerdanya. Una manera especialmente atractiva de adentrarnos en su historia es realizando el Camino de los Buenos Hombres, una antigua ruta cátara que transcurre entre la fortaleza de Montségur y Berga y cuya duración es de 11 jornadas en las que se recorren los 200 km que siguieron en su día los últimos cátaros que huían de la Iglesia Católica para evitar su procesamiento y posterior castigo en la hoguera. Para quien no disponga de tantos días, también se puede hacer la ruta por tramos, o media ruta durante una semana. En cualquier caso, dicen que el Camino de los Buenos Hombres recorre algunos de los mejores parajes del Pirineo catalán y francés.

Encontraremos todas las actividades y servicios del Cerdanya Resort en su página web. Vale la pena visitarla de cuando en cuando, pues acostumbran a lanzar promociones muy interesantes. Y para conocer más establecimientos de la cadena de hoteles Logis, nada mejor que consultar su web oficial.

#bergueda#cataluña#cerdanya#españa#logis

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *