Blois

Hoy tenemos el inmenso placer de publicar un artículo de nuestro buen amigo Ángel Martínez Bermejo, compañero de Travel Inspirers y uno de los periodistas de viajes de más prestigio en España. Podéis leer más sobre su particular manera de percibir el mundo a través de sus publicaciones en Drymartinez y Kamaleon Travel. Ángel nos descubre los entresijos del Castillo de Blois, una de las fortalezas más bonitas e interesantes de la región francesa del Valle del Loira.

Situada sobre una colina que domina perfectamente el Loira, Blois es una de las etapas fundamentales en un recorrido por este valle en el que se han escrito muchas páginas importantes de la historia de Francia. En sus orillas y en las de algunos de sus afluentes se ha forjado a lo largo de los siglos un paisaje cultural en el que destacan algunos castillos muy importantes –que son los elementos más atractivos y conocidos de la zona– aunque no los únicos puntos de interés.

Castillo de Blois, Loira
Castillo de Blois, Loira

En el camino a París, Blois es una de las paradas del tren Elipsos Francisco de Goya (www.elipsos.com) que une a diario Madrid y otras ciudades españolas con la capital francesa, por lo que es uno de los mejores lugares para iniciar una ruta por esta zona reconocida como Patrimonio Mundial por la Unesco.

Si sólo se pudieran visitar dos o tres castillos en toda esta zona, el de Blois debería ser con toda seguridad uno de los elegidos. Aquí han dejado su huella reyes y reinas, condes que fueron a las Cruzadas y príncipes poetas, además de Juana de Arco, cuyo recuerdo es palpable en buena parte del valle del Loira.

Blois, Castillos Loira, Francia-2

Lo interesante del castillo de Blois es que supone un recorrido por varios siglos del arte y la historia francesa y lo que ahora encontramos es la suma de muchas construcciones que se han ido agregando con el paso del tiempo. Una visita a sus diferentes alas es un viaje desde el gótico al clasicismo pasando por el renacimiento, lo que muestra la evolución de los gustos y los estilos arquitectónicos.

Una de las cosas que sorprende es que todavía queda bastante del castillo que empezaron a construir los condes de Blois a partir del siglo X. En esta parte destaca la Sala de los Estados Generales, probablemente la sala civil gótica más grande de Francia.

Blois, Castillos Loira, Francia-4

Luis XII mandó construir el ala que lleva ahora su nombre alrededor del año 1500. Todavía es de estilo gótico, pero un gótico flamígero que implica una nueva concepción del arte en general y del arte de vivir en particular, reflejo de ideas llegadas desde Italia. En esta parte se encuentra ahora el Museo de Bellas Artes de Blois.

Durante un siglo Blois fue la residencia de los reyes de Francia: Francisco I, Francisco II, Enrique III… Al recorrer las salas se siente su presencia y la de los hechos históricos que protagonizaron, celebraciones de Estados Generales pero también intrigas y asesinatos. También está el recuerdo de las reinas: Ana de Bretaña (cuyo matrimonio con Luis XII supuso la unión de Bretaña a Francia), Claudia de Francia (que ha dado nombre a una variedad de ciruelas que hacía cultivar en el jardín del castillo), Catalina de Médicis, Margarita de Valois (la siempre recordada reina Margot) y tantas otras.

Castillo de Blois, Loira

Cada lado del patio del castillo es de un estilo diferente pero lo que más destaca es la gran escalera de Francisco I, monumental y aérea, un triunfo del arte renacentista. En esta parte del castillo están las habitaciones ricamente decoradas de Francisco I, Catalina de Médicis y Enrique III, aunque lo que vemos en la actualidad es en gran medida el resultado de la restauración emprendida a mediados del siglo XIX por Félix Duban, en la que plasmó lo que el imaginaba que era el ideal de unos aposentos reales. En el llamado dormitorio de Enrique III se cometió el asesinato del duque de Guisa en 1588 dentro del contexto de las guerras de religión. Un momento decisivo en la historia de Francia.

En algún momento habrá que salir del patio pasando junto a la capilla de Saint-Calais y subir a la torre de Foix. Desde aquí desde lo alto de la muralla, hay una buena vista de la ciudad antigua, con sus casas de tejados inclinadísimos de pizarra, y del Loira. Y sientes cómo ha pasado ante ti buena parte de la historia de Francia al recorrer las estancias del castillo. Es el momento de pensar en abandonarlo y lanzarse a conocer las calles.

Blois, Castillos Loira, Francia-3

Blois, Castillos Loira, Francia-5

A pocos metros se encuentra la Maison de la Magie, que hace un recorrido por este tema fascinante. Al azar del paseo por Blois se encontrará el monumento a Denis Papin, el inventor de la máquina de vapor, un genio protestante que tuvo que huir a Alemania por las persecuciones religiosas. Subiendo por otra cuesta se llega a los jardines que hay junto al Hôtel de Ville, donde se encuentra un monumento a Juana de Arco. Estos jardines son como una inmensa terraza que se abre sobre el Loira.

Blois, Castillos Loira, Francia-7

sidebar:ciudad:orleans

#castillos#Francia#Historia#medieval

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *