Batu Caves de Kuala Lumpur en Malasia

Las Batu Caves son unas cuevas con templos hindúes que se encuentran a unos 20 km de Kuala Lumpur, la capital de Malasia. Durante nuestra visita a Kuala Lumpur de cuatro días esta fue una de las actividades que realizamos una mañana. Paramos un taxi en la calle y le dijimos que nos llevara a las Batu Caves. Habíamos leído muchísimo sobre cómo ir a las Batu Caves, sin embargo decidimos llegar allí con un taxi “barato” de Kuala Lumpur (cuidado con los colores de los taxis).

Las Batu Caves en las afueras de Kuala Lumpur
Las Batu Caves en las afueras de Kuala Lumpur

Las Batu Caves son uno de los lugares más visitados por los hinduistas fuera de la India. Las Batu Caves están dedicadas al dios Karttikeya, o también conocido en Malasia como Murugan. El dios Murugan o Karttikeya, hijo del dios Shivá y la diosa Pārvatī, es el dios de la guerra, representado con seis cabezas, que lucha contra el ejército de los demonios con los gana, el ejército de Shiva.

Las Batu Caves son cuevas de piedra caliza, como las piscinas de Pamukkale en Turquía. Estas se formaron hace unos 400 millones de años y se descubrieron a mediados del siglo XIX cuando los ocupantes chinos de la zona subían a las cuevas para extraer acumulación de excrementos de los murciélagos y pájaros que vivían en las Batu Caves para usarlo como fertilizante. Sin embargo, no fue hasta que K. Thamboosamy Pillai descubrió el lugar que decidió hacer de esas cuevas un templo dedicado al dios Muruga. Se dice que la impresionante entrada de la cueva fue la que inspiró a Pillai a hacer el templo. Curiosamente Pillai también construyó el templo Sri Mahamariamman de Kuala Lumpur que es interesante de visitar mientras realizan una liturgia.

En 1890 Pillai el primer templo conocido como Temple Cave y en 1920 se instalaron las primeras escaleras de madera, que posteriormente se reemplazaron por 272 escaleras como las que hoy se encuentran en las Batu Caves.

Las escaleras y las cuevas

Con una gigantesca imagen del dios Murugan a los pies de las escaleras, en esta zona existen varias cuevas que se pueden visitar con guías. Antes de llegar al final de las escaleras verás un pequeño desvío con otras escaleras más pequeñas, allí hay una de las cuevas que se pueden visitar. El objetivo de estas expediciones de unos 45 minutos es adentrarse en la cueva y observar en completa oscuridad y ayudados por el guía los animales que viven en ella, básicamente murciélagos, escarabajos y otros tipos de insectos.

Las escaleras de las Batu Caves de Kuala Lumpur
Las escaleras de las Batu Caves de Kuala Lumpur

El hedor a excremeto de murciélago es bastante fuerte en algunos tramos, así que si quieres vivir emociones fuertes, te recomendamos que vayas preparado, por ejemplo, lleva zapatos adecuados para la visita y algún jersei porque en el interior de la cueva hace frío. Sigue las instrucciones del guía y cuidado si llevas tu propio frontal en la cabeza porque quizás atraes a los murciélagos si les iluminas directamente.

Templos en el interior de las Batu Caves
Templos en el interior de las Batu Caves

Los monos de las Batu Caves

Las auténticas atracciones de las Batu Caves son los monos babuinos que habitan en esas montañas. Estos monos son unos auténticos ladrones que hacen cualquier cosa para conseguir robar la comida o bebidas que lleven encima los visitantes. Por lo tanto, si váis a las Batu Caves cuidado con los monos porque pueden llegar a ser peligrosos.

Los monos de las Batu Caves
Los monos de las Batu Caves

Otra gente se dedicaba a dar de comer a los monos, sin embargo también puede llegar a ser una actividad con relativo peligro si los monos quieren llevarse la comida de tus manos. Normalmente, si no llevas comida y no les molestas los monos no hacen nada. Aun así, cuidado con tus objetos personales, como gafas de sol, entre otras.

Mono comiendo en las Batu Caves
Mono comiendo en las Batu Caves

Cómo ir a las Batu Caves

En nuestro caso fuimos en taxi, aunque nos habían comentado que existían autobuses (11/11d y U6) o un tren, sin embargo, decidimos ir allí de la manera más ágil posible y así poder elegir nuestro origen (Torres Petronas) y destino (en ese caso fue el Little India de Kuala Lumpur).

Taxi

El tiempo del recorrido es de unos 30-40 minutos y el precio ronda los 15-18 RM. En la ida pedimos que nos pusiera el taximetro y costó (con propina incluída) 18 RM. A la vuelta, las negociaciones fueron mucho más duras, sin embargo, al final encontramos un taxista que nos llevó por el precio cerrado a 18 también. Igualmente, puso el taximetro para demostrarnos que estábamos pagando lo correcto, y hasta parando en una gasolinera, nos el taximetro acertó.

sidebar:ciudad:Kuala Lumpur

Continúa leyendo la serie 'Malasia'Nadando con tortugas  

#asia#cuevas#Kuala Lumpur#Malasia

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *