Visita a la Green School de Bali, la escuela de bambú

Visita a la Green School de Bali, la escuela de bambú

Interesado en nuevas técnicas de educación, durante mi viaje a Bali en Indonesia, quise visitar una escuela construida con bambú. Esta espectacular (y cara) escuela tiene un mastodóntico edificio que fue uno de los edificios de Asia más grandes construidos utilizando el bambú como único material.

La Green School de Bali, una escuela de Bambú
La Green School de Bali, una escuela de Bambú

La curiosa historia de esta escuela nos lleva a los años 70 cuando John Hardy, un artista canadiense, llegó a Bali y comenzó a fabricar joyas aprendiendo de artistas y artesanos balineses. Junto con su actual esposa Cynthia, una joyera americana que se estableció en Bali en los años 80, ambos empezaron a trabajar creaciones conjuntas, cosa que los llevó a ser muy respetados en la isla gracias a la calidad y el arte de sus obras. Cuando la pareja vendió la joyería a una importante empresa por una cantidad confidencial, John y Cynthia decidieron crear esta escuela en 2006. En 2008 ya tenían 90 niños estudiando y en la actualidad atesoran varios premios internacionales y dan charlas por todo el mundo.

Clase de bambú de los pequeños
Clase de bambú de los pequeños

El colegio se edificó recuperando las antiguas técnicas tradicionales balinesas en un tiempo en que las nuevas generaciones las estaban abandonando. John y Cynthia se encargaron de formar a jóvenes artesanos para que volvieran a ser expertos en el manejo del bambú. Y de su aprendizaje y trabajo surgió el edifico central de la Green School, que es un espectacular edificio de 3 plantas completamente edificado en bambú.

Edificio central de la Green School en Bali
Edificio central de la Green School en Bali

La misión de la Green School es la de crear un nuevo paradigma educativo. Quieren que los niños cultiven sus sensibilidades físicas que permitan educar nuevas generaciones que lideren un mundo mejor. Aunque la realidad es que la mayoría de estudiantes son hijos de expatriados que trabajan en Bali con altos sueldos y se pueden permitir el lujo de llevar sus hijos a esta escuela que dispone de profesores de todo el mundo.

Visitando la clase de bambú de cuarto grado
Visitando la clase de bambú de cuarto grado

Las visitas empiezan en el atrium donde el profesor/a que se encargará de guiarnos por toda la escuela se presenta y explica un poco su historia. Después de una breve presentación de los visitantes se empieza la ruta por las distintas zonas de la escuela: las aulas de los más pequeños, el huerto y las jaulas con animales para producir huevos o proteger especies de Bali que se habían encontrado heridas en carreteras, entre otros. Las zonas comunes de juegos también están hechas en bambú y son el sueño de cualquier niño (barcos piratas, castillos y toboganes…).

Yo entre bambú
Yo entre bambú

El edificio central de la Green School es una gigantesca y compleja obra de bambú. Con el comedor en la planta baja y las aulas de los estudiantes mayores en las plantas superiores es fácil encontrar profesores y profesoras preparando sus próximas clases. Por ejemplo, pudimos charlar con una profesora de inglés que hacía dos semanas que había llegado y estaba encantada con sus colegas y todavía alucinaba con las instalaciones, aunque no se había acostumbrado al cambio de acústica y por el problema de no tener paredes que separen las clases.

Sala de bambú de informática
Sala de bambú de informática

También hay un campo de fútbol y un fenomenal campo de baloncesto totalmente hecho con bambú. Es un lugar que sin dudarlo merece ser visitado si viajáis a Bali y disponéis de tiempo libre. Si os gusta la arquitectura, los muebles y los detalles, la Green School de Bali es un lugar muy inspirador que visitar.

Hall del edificio central de bambú
Hall del edificio central de bambú

Visitar la Green School y el Bamboo Village

La escuela se puede visitar los fines de semana, los lunes y viernes a las 16h. Las visitas al colegio son guiadas pero se debe reservar en esta página. Puedes aprovechar la visita a la Green School para visitar el Bamboo Village de Bali que está casi anexionado a la escuela (un par de kilómetros o menos). Por cierto, la escuela se encuentra a más de una hora en taxi de Ubud y me costó varios minutos negociar la carrera de ida y vuelta desde Ubud.

Al final de la visita, que es gratis, se pide la voluntad para poder dar becas en el colegio de niños balineses. Es una lástima que una escuela tan revolucionaria no esté al alcance de todos los niños de Bali.

sidebar:ciudad:kuta

#Bali#educación

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *