Rotterdam nos recibe

Qué bello es viajar; más aún que vivir. Por eso me hallo de nuevo en la terminal (qué mal hicimos no comprando piso en Barajas). Destino: Rotterdam. A veces hay que ir a un viaje leído. Otras es mejor dejar que te sorprenda. Sobre todo si no has tenido tiempo de acercarte a su historia. Éste es mi caso. No sé qué me deparará esta ciudad, pero vamos a descubrirlo juntos. Vuelo con Transavia.com porque se cumple un año desde…

Rotterdam, el colmo para un arquitecto

Rotterdam se nos ha hecho algo fea a priori. El acero, el ladrillo y el cristal dominan la ciudad. Si pensábamos encontrar canales y casas pintorescas al estilo Ámsterdam, estábamos equivocados. Es difícil hallar vestigios del pasado porque esta urbe, la segunda de Holanda con 600.000 habitantes, fue duramente bombardeada por los nazis el 14 de mayo de 1940. El centro histórico quedó reducido a ceniza y solo se salvaron de la quema 4 edificios: el del Ayuntamiento, el de…

Comer, dormir, beber en Rotterdam

Nos alojamos en un colorido hotel de dos estrellas (70 euros la noche en habitación para una sola persona y desayuno incluido, totalmente fuera de lógica). Hace honor a su nombre: Bazar, y simula eso mismo, un mercado árabe. Estamos perdidos sin amenities ni wi-fi (24 horas de red cuestan 8 euros), así que bajamos al concurrido restaurante del hotel para conectarnos gratis y navegar a ritmo de la música oriental. La ventaja de dormir aquí sin lujos es que…

Cinco planes breves para Rotterdam

Si no puede faltar un museo en tu haber cada vez que viajas a una ciudad (si eres de esos…) te recomendamos el Boijmans. Te recibe con un regalo: un huevo gigante del artista kitsch Jef Koons. Otras salas son mucho más clásicas. Hay un retrato espléndido de Goya. También obras de los maestros holandeses (Rembrandt, Bruegel, Rubens, Titiaan) y de los surrealistas Dalí y Magritte. El arte, no obstante, te puede encontrar a ti paseando por la calle. No…

La Casas Cúbicas de Rotterdam

La Segunda Guerra Mundial golpeó fuertemente a Rotterdam cambiando su historia de forma dramática. El centro fue destruido completamente y tras la guerra sus autoridades decidieron hacer una ciudad nueva, es por esto que Rotterdam es un paradigma de la arquitectura moderna. Dentro de esa cultura encontramos edificios tan singulares como las Casas Cúbicas.