Santuario del Sol en el lago Titicaca

A 3.800 metros de altura, en las aguas azules y transparentes del lago Titicaca los dioses incas se reflejan mucho más de cerca, confundiéndose las tierras terrenales con las de la historia y la leyenda. Incluso el brillo de los rayos del sol es mucho más limpio, y su luminosidad se abre a través de áridas tierras, restos arqueológicos de la antigua civilización y el misterio de ser el lugar, donde según cuentan, nació la humanidad en la mitología inca.

Playas en la Isla del Sol (Lago Titicaca)
Playas en la Isla del Sol (Lago Titicaca)
Ruinas laberínticas en la Isla del Sol
Ruinas laberínticas en la Isla del Sol

Cegados por el claro resplandor de la Isla del Sol, nos disponíamos a atravesar este pedazo de tierra abrasada de norte a sur, por la antigua ruta inka, que parece trazada con una pluma del más allá, rayando el ondulado y reseco terreno con una línea casi recta.

Días antes habíamos llenado nuestro estómago de deliciosas truchas y nuestros ojos del inmenso lago en la tranquila población boliviana de Copacabana. Dándonos un ‘pequeño’ capricho, esta vez pasamos de largo de los hostales más baratos del centro del pueblo para descansar durante unos días encaramados a la pequeña elevación del Hostal La Cúpula (Más información sobre alojamientos al final del artículo).

Vistas desde el hostal La Cúpula (Copacabana)
Vistas desde el hostal La Cúpula (Copacabana)

Tras varias puestas de sol y vistas a la azulísima bahía de Copacabana, saltamos al bote que nos llevaría a la Isla del Sol. La emoción de navegar el lago más alto del planeta y una de las extensiones de agua más bellas que he visto, hizo que tardáramos una buena hora en darnos cuenta que el trayecto en la lancha a motor iba a ser mucho más largo de lo previsto. La potencia del motor se ahogaba en las cristalinas aguas y aunque desde que giramos el cabo pudimos divisar la isla, se nos fue acercando poco a poco, muy lentamente, viendo como algunos de los viajeros más nórdicos iban cayendo en un sopor cercano al desmayo.

Pero acabamos llegando, y había merecido la pena. Nuestro desembarco era en la parte norte de la isla, donde se abrían ante nuestros ojos playas de arena blanca y azul tropical, que nos confundían los ojos y la mente. Pero el árido terreno y las ruinas de Challapampa nos hicieron volver a nuestra realidad andina.

Escalinata inca de Yumani
Escalinata inca de Yumani

La Isla del Sol, esculpida de terrazas, fue el santuario de las vírgenes dedicadas al dios Sol o Inti. En ella vivían, oraban y hasta sacrificaban su vida por el que es considerado como padre de la cultura inka. Los sitios arqueológicos se concentran en su mayor parte en el norte de la isla, donde podemos imaginar a los fundadores de la ciudad de Cuzco, Manco Kapac y Mama Ocllo surgiendo de la Roca de los Orígenes. Sobre la colina, el Palacio Pilkokaina y el laberinto (Chinkana) nos ofrece unas vistas únicas del lago con los picos andinos nevados al fondo, recordándonos en todo momento a los antiguos moradores de la isla.

Actualmente, la Isla del Sol está habitada por pobladores de origen quechua y aymara, dedicados a la agricultura, la pesca y el turismo que llega a la isla ya sea en excursiones de un día, para pasar al menos una noche rodeado por el Titikaka, o incluso con la intención de dejarse mecer unos días por sus frías aguas, muy apetecibles bajo el abrasador sol.

Estas aguas son precisamente las que se hunden hasta una profundidad de más de 200 metros en la distancia que separa la Isla del Sol de su hermana más pequeña, la Isla de la Luna.

Recorriendo el camino Inca del Sol

La travesía de la Isla del Sol se puede realizar con toda la calma en un solo día. La dificultad no reside en la distancia, sino en la altura y los implacables rayos solares que a pesar de la fría brisa andina, abrasan a su paso.

A través de la Isla del Sol
A través de la Isla del Sol

Aunque ya a la entrada del sitio arqueológico de Challapampa se paga una entrada que nos da derecho al acceso, la isla está dividida en zonas y a lo largo de la ruta nos encontraremos con ‘cobradores’ de las pequeñas comunidades que pueblan la isla que cobran un precio para nosotros simbólico, por el paso, pero que ayuda al sostenimiento de estas poblaciones del lago.

La ruta, elevada una buena decena de metros por encima del lago, recorre las colinas más altas, regalándonos bonitos paisajes y una interesante inmersión en la vida de la isla al sentarnos a charlar un rato junto a los ‘cobradores’ de la ruta, viendo cómo pasan los locales con los fardos de la recolecta, o los rebaños de ovejas y carneros.

Descansando en el refugio Palla Khasa Ecological
Descansando en el refugio Palla Khasa Ecological

Nuestra meta en la Isla del Sol era la escalinata de Yumani, construida por los incas en la parte sur para subir desde del nivel del lago a la parte alta de la isla, donde se encuentra una fuente de agua de la época precolombina. Pero no quisimos quemar tantas sensaciones en un solo día, y cuando nos acercábamos a Yumani, una pequeña hostería con vistas de altura nos convenció para pasar la noche y dejar para el día siguiente el descenso al lago.

Una puesta de sol de lago andino y una rica cena a base de quinua y llama nos lo pusieron difícil a la hora de tener que abandonar al día siguiente el refugio de Palla Khasa Ecological. Si pasáis por allí, ¡quedaros!

Alojamiento en Copacabana

Hostal La Cúpula
Michel Pérez, 1-3. TeL: 591 2862 2029
Email: bolivia@hotelcupula.com
Habitación doble con baño compartido: 126 BOL/ 18 US$

Alojamiento en la Isla del sol

Palla Khasa Ecological Refuge
Isla del Sol parte sur, yumani camino norte.
Email: PallaKhasa@gmail.com Tel: 76229180
Habitación doble con baño compartido: 40 BOL


Ver mapa más grande

sidebar:ciudad:copacabana

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Bolivia'  

#Andes#Bolivia#lago#peru#santuario#Sudamérica#Titicaca

Publicado por Silvia

Antes viajaba para ver en los demás la parte diferente; ahora viajo para conocer en qué nos parecemos. Javier Reverte. Viajero y escritor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *