Malaria: La verdadera historia de la malaria

Hoy tenemos el placer de publicar un artículo de Jorge Pérez, quien recientemente ha creado una agencia de viajes especializada en Sudáfrica, Aventuras Sudáfrica, y que nos aporta unos consejos muy útiles para evitar contraer la temida malaria en nuestros viajes al continente africano.

Jorge Pérez con un elefante
Jorge Pérez con un elefante

Vómitos, fiebre alta y, en ocasiones, muertes son las marcas que deja la malaria – también conocida como paludismo – en aquellos que adquieren la enfermedad. Mi intención no es, ni mucho menos, alarmar o causar pánico; sino la de informar y facilitar el proceso de comprensión de esta terrible enfermedad y con ello, animar a tomar las precauciones necesarias. No olvidemos, el conocimiento nos da el poder y la tranquilidad.

Ya han pasado más de tres años desde mi primera visita al Parque Nacional Kruger, una de las experiencias más impresionantes de mi vida. Bajo mi opinión, la principal razón por la cual tanta gente decide viajar a Sudáfrica para visitar Kruger es por la necesidad que existe en nuestro interior de conectar con la naturaleza, de conectar con lo salvaje.

Desde que era joven, siempre me he sentido atraído por la idea del safari africano. Por ello, debido a mi interés, y el hecho de que había oído algo relacionado con la malaria, decidí informarme tanto como pude sobre qué es y en qué consiste. Recuerdo que pensé: “no puede ser tan malo si miles de personas visitan el parque cada año”.

De safari por el Parque Kruger
De safari por el Parque Kruger

Lo más importante que necesitas saber sobre la malaria es que es una enfermedad que se produce por la picadura de un mosquito hembra Anopheles. En Sudáfrica tan solo hay dos lugares con riesgo de malaria. El Parque Kruger es uno de ellos.

La mejor época para hacer tu viaje a Sudáfrica – si quieres hacer un safari en el Parque Kruger – es durante el invierno del hemisferio sur, entre mayo y noviembre, lo cual significa que hay un riesgo mucho menor de ser picado por uno de estos mosquitos.

Por suerte, hoy en día, hay muchas formas de evitar dicha enfermedad. Lo esencial, es tomar precauciones profilácticas. Para ello, lo mejor es que consultes con tu médico para que te recete el tipo de medicamento que considere adecuando. Dicha consulta, hay que hacerla con suficiente tiempo de antelación, ya que es recomendado empezar a utilizar los medicamentos al menos una semana antes de realizar tu viaje.

Puesta de sol en el Parque Kruger
Puesta de sol en el Parque Kruger

Otros consejos útiles para evitar la malaria

Dormir bajo una mosquitera, utilizar manga larga y pantalones largos y utilizar repelente de mosquitos. La parte del día en la que los mosquitos están más activos es durante el amanecer y el anochecer, por lo que algo que funciona muy bien es el poner repelente de mosquitos en la mosquitera y en toda la habitación antes de dormir. También, mientras duermes, evita tener alguna luz encendida, ya que la luz atrae mosquitos. Evita el utilizar colonias, perfumes y, hasta incluso, aftershave con un olor fuerte, ya que este tipo de olores también atrae mosquitos.

Como ves, hay muchas formas de prevenir la malaria y, combinando todas juntas, el riesgo de contraerla es realmente bajo. Siguiendo todos estos consejos tu experiencia en África o, en concreto, en el Parque Kruger será lo que siempre has soñado, uno de los momentos más espectaculares de tu vida. Nunca permitas que algo que está en tus manos evitar, afecte o cambie tu concepto sobre uno de los placeres más grandes en la vida: un auténtico safari africano.

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Sudáfrica'La costa de las ballenas de SudáfricaLong Street de Ciudad del Cabo, no sólo una “Calle Larga”  

#Consejos#safari#Sudáfrica

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *