Lübeck, qué visitar

Lübeck es una tranquila ciudad del norte de Alemania, que destaca hoy en día por haber conservado un importante patrimonio medieval y una herencia arquitectónica muy característica. Durante siglos fue capital de la Liga Hanseática, y ahora lo muestra con orgullo.

Os ofrecemos una selección de puntos de interés que no os podéis perder si os acercais a Lübeck.

Lübeck

Rathaus

El Rathaus (ayuntamiento) trata de un edificio pequeño pero no por ello menos impresionante, de típica arquitectura Hanseática. Es quizá el edificio más destacado de Lübeck, junto con la iglesia de Marienkirsche: su fachada está fabricada en el característico ladrillo arcilloso, en este caso alternado con hileras de ladrillos negros.

La puerta norte data del siglo XIII y son característicos sus dos orificios que palian el efecto de los fuertes vientos que siempre hacen acto de presencia en la ciudad germana. También podremos apreciar en el frontal del edificio una “loggia” del Renacimiento, construída en piedra blanca y encarada al Markt (plaza del pueblo).

Es precisamente en esta pequeña plaza donde se celebra el tradicional mercado navideño, que podrás disfrutar si decides escaparte a Lübeck en el puente de Diciembre.

Rathaus de Lübeck

La puerta Holstentor

La puerta Holstentor es sin duda la imagen más fotografiada de Lübeck y por ello su monumento más famoso. Se trata de la gran puerta de acceso a su casco antiguo, una isla rodeada por dos ríos. La puerte fue construída en el siglo XV y está formada por dos poderosas torres unidas por el arco que la encierran. Es el emblema de Lübeck. Con el encuadre correcto, podremos fotografiar de un solo disparo las torres y dos agujas pertenecientes a las iglesias de St. Petri y St. Marien.

En sus cercanías podremos ver pequeños modelos a escala de Holstentor y de las otras 3 puertas que formaban el conjunto de 4 puertas de la ciudad medieval, y que fueron destruídas en el pasado. De esta manera nos podremos hacer una idea de la imponente muralla que circundaba Lübeck cinco siglos atrás.

Holstentor

Salzspeicher

A orillas del río Trave, justo a la derecha de Holstentor veremos una hilera de antiguos edificios con hermosos acabados, llamados Salzspeicher. Eran los almacenes de sal, construídos a finales del siglo XVI, que almacenaban la sal proveniente de Lünenburg a su destino final de Escandinavia. Hoy en día son en su mayoría tiendas de ropa, de muy buena calidad por cierto.

Salzspeicher

Marienkirche

Justo detrás del Rathaus podemos encontrar la más grande y hermosa iglesia de Lübeck, Marienkirche. Se hace evidente que pertenece al mismo conjunto arquitectónico que el ayuntamiento, y ambos fueron construídos a finales del siglo XIII en un estilo Gótico Francés, pero adaptados a la ideosincrasia de Lübeck; ladrillos rojos en típico estilo Hanseático.

Marienkirche resultó muy dañada durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, y las ruinas de sus campanas todavía se pueden contemplar en el interior del templo. ¡Abrigáos porque dentro hace mucho frío!

Jacobikirche

Jacobikirche es la iglesia parroquial de la comunidad marinera de Lübeck. Es más pequeña que Marienkirche, pero no obstante de un estilo muy similar.

Su interior alberga interesantes trabajos de arte como el Altar Brömbse, en la capilla a la derecha de la entrada, o el órgano barroco que encontraremos en la galería oeste de la iglesia.

Jacobikirche

Dom (Catedral)

La gran catedral de Lübeck se encuentra en el extremo sur del casco antiguo, y es el único edificio superviviente de la época de Enrique El León, gobernante de la ciudad en 1158. Su construcción finalizó a finales del siglo XIII, y tiene una espectaculares torres de 120 metros de altura, en su característico ladrillo rojo. En el interior encontraremos un gran reloj astronómico, añadido al templo en el siglo XVII. Podremos apreciar fácilmente una de las secuelas del bombardeo de la Segunda Guerra Mundial: el apuntalamiento de su estructura.

Catedral de Lübeck

Pequeñas plazas y patios de Lübeck

En el casco antiguo de la antigua capital hanseática encontraremos muchos de estos pequeños patios, que le confieren gran parte de su encanto. Veremos “túneles” dentro de casas de ladrillo, que nos llevarán a pequeños patios ¡en donde veremos más túneles y casas de ladrillo! Algunos de los mejores patios están situados siguiendo la calle Glockengiesser Straße, como por ejemplo Füchtings-Hof, o Glandorps-Gang, Glandorps-Hof o Haasenhof, todos en dirección a la parte este de la isla. Otros los encontraremos en la parte oeste, cerca del Trave, alrededor de la calle Engelsgrube. De todas formas, ¡lo mejor es que los descubras tú mismo y nos lo cuentes!

Patios de Lübeck

Si dispones de unas horas de calma en tu visita, realmente vale la pena perderse por este entramado medieval del centro de Lübeck, será una de las experiencias más gratas que te puedas llevar de vuelta a casa.

Consejos
  • No te dé vergüenza entrar en los patios, son de propiedad pública aunque nos pueda parecer todo lo contrario por la adaptación que han hecho los habitantes de las casas colindantes. El ambiente calmado y melancólico de estos patios es muy especial.
  • No hay mucha oferta de restauración en Lübeck, y menos de noche, así que no te calientes mucho la cabeza buscando sitios. Delante de la iglesia de Marienkirsche tendrás un restaurante con comida de toques asiáticos muy bueno (restaurante Merhaba), y en la orilla opuesta a Salzspeicher hay más puestos.
Plano de Lübeck

Plano de Lübeck

Enlaces de interés

sidebar:ciudad:lubeck

#alemania#escapadas#lubeck#medieval#pasear#puente-de-diciembre

Escrito por Manuel Aguilar

"Una frontera no es más que la separación entre la locura de unos y la de los otros."

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>