Salida de fotografía callejera por Barcelona

Salida de fotografía callejera por Barcelona

¿Qué puede pasar si uno se va a hacer fotografía callejera por Barcelona con tres de los mejores fotógrafos del país? ¿Y si además hay que dejar aparcadas las cámaras digitales, y a cambio sacar a paseo algunas de las cámaras de carrete más legendarias de la historia de la fotografía, cargadas con sus respectivos rollos de película?

La respuesta es que sólo pueden pasar cosas muy buenas. Aquellos que somos moderadamente optimistas creemos en la serendipia y nos maravillamos de esas cosas buenas que nos suceden en la vida basadas en la casualidad en gran medida, sí, pero también en la actitud que tomamos ante las situaciones y las personas que nos vamos encontrando a lo largo de nuestra vida.

Nuestro equipo de cámaras analógicas. Foto por Rafa Pérez
Nuestro equipo de cámaras analógicas, todas legendarias. De izda. a dcha.: Konica Hexar, Rolleiflex, Leica M6 (de Alfons la cromada, mía la negra), Nikon FM2. Foto por Rafa Pérez

En los últimos años me he ido cruzando con varios fotógrafos de gran talento, personas maravillosas. Los blogs de viajes y la casualidad hicieron que coincidiera con Rafa Pérez, el fotógrafo viajero, en un blogtrip a Midi-Pirénnée hace casi 3 años –mi primer blogtrip– . Muchas cosas buenas surgieron de ese viaje, pero una incipiente amistad con Rafa fue sin duda de las más valiosas para mí. Paco Elvira es otro caso similar, gracias a que nos conocimos montando el colectivo Travel Inspirers. A Alfons Rodríguez, otro foto periodista de gran reputación, lo conocí más recientemente, en un blogtrip a Casablanca el año pasado, y rápidamente congeniamos, Alfons me parece un tipo con un humor y un calor humano muy remarcables.

Alfons Rodríguez con su Leica M6 + Voigtlander 24mm, en pleno barrio gótico de Barcelona
En primer plano, Alfons Rodríguez con su Leica M6 + Voigtlander 24mm, en pleno barrio gótico de Barcelona

Con estos ingredientes y mi serio interés del último año por todo lo relacionado con la fotografía, sólo faltaba una pequeña excusa que propiciara encontrarme de nuevo con varios de estos señores y disfrutar de su compañía y, por supuesto, de la fotografía. Fue a partir de mi reciente compra de una Rolleiflex de la década de los 60, en mi huida hacia la fotografía analógica, y un tuit que surgió la excusa propicia para ello. Además, se unió a la fiesta Rafael Badía, otro maestro de la fotografía afincado en Barcelona, así que las condiciones eran inmejorables. Sólo había que marcar un día en el calendario con previsión de buen sol en Barcelona.

Para ese día, el plan básicamente consistía en que estos señores desempolvaran viejas glorias analógicas que todavía conservan en algún cajón de casa, rememorando sensaciones y buenos recuerdos. Y yo, sin pasado fotográfico, intentaría arrancarles por un rato de sus Nikon D800, el confort de lo digital y miraría de conseguir que les picara de nuevo el gusanillo de la fotografía analógica.

Cabe decir que no lo conseguí del todo, pero tanto da.

Salida de fotografía callejera por Barcelona

Comenzamos nuestro particular paseo por Plaza Cataluña y realizamos la primera parada obligatoria: la compra de rollos de película. Sí, todavía los venden, e incluso modas como la lomografía están ayudando en un repunte de la fotografía analógica. Nosotros entramos en una tienda ilustre, Casanova Fotografía, en donde tenían casi de todo.

Alfons venía con ganas de tirar la casa por la ventana, así que se agenció un carrete de diapositivas Fuji Velvia 100 por el módico precio de 15€. 36 fotos = 15 lereles, revelado aparte… Ouch! Yo creo que ahí mismo perdí a Alfons para la causa analógica. Los Rafas compraron película más convencional, una Kodak Portra 160 para la Rollei y algo más de Fuji, no más de 5€ por rollo. Yo ya iba servido de casa, con más Portra 160, Agfa Reala 100 caducada y más Fuji Superia de 200 y 400 para mis analógicas de 35mm (una Leica M6 y una Olympus mju II).

Total, que salimos a las calles del centro de Barcelona cargados de cámaras vetustas, rollos de película y buenas intenciones; Rafa Pérez recibió un mini curso de manejo de la Rolleiflex, y ya iba haciéndose a la idea de conseguir 12 fotos en formato 6×6, no tanto para hacerle justicia a la leyenda Rollei, sino con el objetivo de familiarizarse con el estilo pausado de la vetusta TLR y conseguir varias fotos pasables.

Rafa Pérez manejándose con la Rolleiflex. ¿Esperando quizá a que pasen esas chicas de oro?
Rafa Pérez manejándose con la Rolleiflex. ¿Esperando quizá a que pasen esas chicas de oro?

Yo por mi parte comencé con otra cámara de formato medio, una Fuji GS645 de fuelle un poco asilvestrada y que también me supuso un enorme reto no ya dominarla, sino conseguir fotos mínimamente bien expuestas y enfocadas con ella. Más tarde comprobé que todo eso daba igual, ya que resulta que el fuelle que une el objetivo a la cámara tiene varias fugas de luz y todas las fotos del carrete me quedaron así de veladas. Afortunadamente, no hice ni una sola foto decente con la Fuji, pero aún así qué fastidio…

Fotos tomadas con la Fuji GS645
Fotos tomadas con la Fuji GS645

Proseguimos nuestro paseo con una charla animada, tirando fotos aquí y allá, bajando por Portaferrissa y yendo de lleno al barrio gótico de Barcelona. Rafa Pérez llevaba tiradas dos fotos en media hora, quien se lo había de decir… y los demás, mal que bien, íbamos avanzando película. Rafa pudo finalmente acabar el carrete de la Rollei cerca de la catedral de Barcelona y pasarse a su querida –y largamente olvidada– Nikon FM2, veremos qué salió de ello y su experiencia según nos cuente próximamente en su blog.

Mis instantes Leica M6

Para cuando acabé los 15 disparos de la Fuji de fuelle estaba algo resentido con ella y su tosquedad, así que no quise ponerle otro rollo; me lancé en cambio a los suaves brazos de mi Leica M6, qué acogedora que es esta cámara de 35mm. A partir de ese momento las fotos fueron saliendo con más soltura, me lo estaba pasando realmente bien. Andábamos cerca del Mercat de Santa Caterina, y qué fantástica ciudad es Barcelona para la fotografía callejera. En un viernes soleado como este había todavía más vida y diversidad en sus calles, y no parábamos de encontrar escenas y composiciones interesantes.

Aunque por interesante que fuera alguna escena, si el tiempo de disparo está mal calculado por el fotógrafo, el resultado es una foto fallida.

Artista callejero cerca de la Rambla de Barcelona
Artista callejero cerca de la Rambla de Barcelona

Pero también cayó alguna que otra foto más resultona, sin ser ninguna maravilla.

Turistas consultando el plano de Barcelona
Turistas consultando el plano de Barcelona

Alfons y Rafa Pérez quedamos en que también tratarían esta salida en sus respectivos blogs como decía antes, hablando también de sus claroscuros. Mi único momento mísero de la mañana se produjo cuando estábamos subiendo las Ramblas, tiré la última foto con la Leica y me dispuse a rebobinar y extraer el carrete con tal mala fortuna que giré la manivela del rebobinado en sentido contrario: no me fijé, y cuando abrí la cámara para recoger el carrete, este no se había rebobinado nada y vi con horror que lo estaba exponiendo al sol. Tras este error de pardillo, creí que me había cargado nada menos que la mitad de las fotos, pero en realidad las fotos han salido reveladas perfectamente, como habéis podido comprobar en las fotos anteriores.

En el carrete tirado con la Leica M6 hay un poquito de todo, desde fotos de composición discutible (como la siguiente de las bicis) a ejercicios de exposición más o menos logrados en el interior de un café del gótico. Lo importante para mí es que me lo pasé muy bien disparando todo el carrete.

Bicing in Barcelona
Bicing in Barcelona
Contraluz en café del barrio gótico de Barcelona
Contraluz en café del barrio gótico de Barcelona

Mis instantes Rolleiflex

Tras el susto con el posible velado del carrete de la Leica, nada mejor que seguir fotografiando, cambiando esta vez a una de las cámaras más míticas de la Historia de la fotografía: hablo de la Rolleiflex, una cámara de formato medio de aspecto muy añejo pero de calidad de óptica, materiales y manejo inconmensurables, con un visor de cintura de lo mejor que ha existido, y que siempre levanta miradas curiosas y sonrisas entre la gente.

Comienzo de la Rambla en Barcelona
Comienzo de la Rambla en Barcelona

Son muy característicos de esta cámara el formato cuadrado (6×6) y la perspectiva más baja de lo habitual, ya que el objetivo se suele colocar a la altura de la cintura.

Así fue que con la Rolleiflex conseguí algunas de las mejores fotos del día, varios retratos de chicas que no dejaban de mirar entre extrañadas, divertidas y maravilladas a esa cámara cuadrada de dos lentes y aspecto centenario. Definitivamente, tengo que hacer más retratos con la Rollei –no sólo a chicas–, da pie a conversaciones distendidas y a fotos muy simpáticas, nada que ver con encañonar a alguien con un teleobjetivo de Canon.

Sonriendo a una cámara de más de 60 años
Sonriendo a una cámara de más de 60 años
En esta foto lo erré todo: está subexpuesta y mal enfocada. ¡Lástima!
En esta foto lo erré todo: está subexpuesta y mal enfocada. ¡Lástima!

La siguiente foto me recuerda una conversación que mantuve con Chris Pomeroy sobre el turismo de lujo y porqué los destinos no creen que estos clientes lean los blogs de viajes. Puede que sea así en la actualidad, pero todo se andará…

Turistas adinerados consultando plano de Barcelona
Turistas adinerados consultando plano de Barcelona

Y esta es mi absoluta favorita de las fotos de esta salida:

Bucólica foto de una chica leyendo en la calle Tallers de Barcelona. Mi favorita del día
Bucólica foto de una chica leyendo en la calle Tallers de Barcelona. Mi favorita del día

La foto fue tomada en una plaza de la calle Tallers, con toda la calma pues la chica estaba totalmente concentrada en la lectura. Rafa Pérez tomó otra foto muy similar. Fijaros en el detalle de su expresión…

Chica concentrada leyendo un libro en la plaza de Tallers, Barcelona
Chica concentrada leyendo un libro en la plaza de Tallers, Barcelona

Un tema importante para mí es que estas fotos no han sido tratadas en absoluto ni en Photoshop, Lightroom o similares: no he levantado luces, no he cambiado brillo, contraste, balance de blancos, etc. etc. Nada. Nitchs. Las fotos de la Rolleiflex provienen directamente del escaneado realizado en el laboratorio, a resolución baja de 12 megapixels, redimensionadas por mí y colocadas tal cual venían. Aún así no os podéis imaginar la definición que tienen estas fotos a 12 megapixels… Se nota que estoy muy impresionado con la Rollei 🙂

Con ganas de más…

Al final del paseo, los amigos tomamos un café en La Principal, en Plaza Universidad, echamos las últimas risas, nos dimos unos abrazos y nos emplazamos a otra ocasión. Que sea una futura salida analógica y no digital no lo tengo tan claro en el caso de Rafa Pérez y Alfons, que no paraban de alabar lo digital y se sienten a gusto con un ordenador diseñado en Japón, fabricado en China o Tailandia y que, dicen, hace fotos.

En el caso de Rafa Badía sí que lo veo, él ya venía de tirar varios rollos y con el gusanillo picado, y en mi caso también, tengo claro que me lo paso muy bien tirando película, y como no me dedico a la fotografía ni tengo compromisos de entrega constantes, razón de más para continuar disfrutando la fotografía desde una perspectiva más lúdica, pausada y consciente, sin automatismos.

Lo peor que me puede pasar es que continúe aprendiendo.

sidebar:ciudad:barcelona

#barcelona#fotografia

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
11 comentarios
  • Equipos de primera para unas fotos que, de ser digitales, yo habría borrado directamente. Y siendo de película, no me molestaría en escanear.

    Si lo pasaste bien, mereció la pena. Pero no creo que sean fotos para compartir.

    • Es curioso, porque a mí me da la impresión contraria. Me parecen fotografías magníficas, muy agradables y con una personalidad y sentido artístico que no se habrían conseguido con una digital.

      Y la foto “mal enfocada” de las dos chicas en bicicleta es mi favorita, de hecho. Gracias por compartirlas 😀

  • Manuel,
    Gracias por el buen rato…
    Como bien dices, lo importante es el rato que pasamos y la sensación de volver a utilizar cámaras analógicas. Espero repetir en el futuro.
    A mi la que más me gusta es la de las chicas en bici. Precisamente ese desenfoque…

    Un abrazo grande!!

  • Hola Manuel,
    muy divertido e instructivo el post. Acabo de leerlo (a 2 de abril), porque, además de analógico, en vacaciones “me desconecto”. Si, yo lo tengo claro: el digital es genial, pero el analógico todavía mejor. Eso sí, yo tiro carretes, pero muestro el trabajo en pantalla, tras el consabido escaneo…
    Un abrazo grande!

  • Me lo pasé TAN BIEN yendo con vosotros tres, tenemos que repetir… 🙂

    Ahora bien, tomásteis unas cuantas fotos en la salida y con mucho tiento… ¿Cuándo podremos ver algunas de ellas?

    Un abrazo a los dos, espero volver a veros pronto.

  • Interesante experimento. Hace mucho no oía a nadie hablar de una cámara que no fuera digital. En este momento que estoy creando un blog para personas que viajan a la Florida he tomado mucho interés por el tema de la fotografía, pues es muy importante mostrarle a los lectores los diferentes lugares. ¡Muy interesante que a ustedes se les ocurrió con cámara análoga!

  • He llegado un poco tarde al post pero la verdad es que me ha encantado. Que bonita es Barcelona y que preciosidad de fotos. Una salida fotográfica “como las de antes”

    Saludos.

  • Comparto con ustedes el placer de las caminatas fotográficas, aunque nunca me he atrevido a acompañarme de un amigo fotografo, temo que no tenga paciencia por el tiempo que a veces me toma estudiar un encuadre. ¡Pero que imágenes más preciosas aquellas de la Rolleiflex!, vale toda la pena sacrificar las conveniencias de cualquier cámara digital, magnífica errancia la de las niñas en bici.

    Como dato raro, si a la de las chicas que estan sentadas le tapas el brazo de en medio, pareciera que estan agarradas de la mano ¿lo habían notado? jaja

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *