Espigón griego en Empuries, 2.200 años después de su construcción

Espigón griego en Empúries

El espigón de la fotografía tiene 2.200 años de antigüedad, y es de las primeras obras que desarrollaron los colonizadores griegos en la península ibérica. Se encuentra en Empuries (Ampurias), provincia de Girona, donde hoy se pueden ver los restos de la primera colonia griega instalada en Iberia. Empuries es el único lugar donde se concentran al mismo tiempo una ciudad y una factoría griegas, un pueblecito de los “indigets” y una ciudad romana. El espigón del puerto es una de las obras de ingeniería más monumentales de la antigüedad en la península Ibérica.


Espigón de Empuries, visto de cerca

Entre los siglos VIII y VI a. C., el Mediterráneo fue viendo cómo los griegos iban creando una serie de colonias, de manera que, salvo la zona de influencia fenicia y cartaginesa, el Meditarráneo se convirtió en un mar griego. Las ciudades-estado emprendieron la colonización de forma independiente, de modo que los pobladores que se asentaban en cada colonia provenían de una o dos ciudades. Una colonia griega era normalmente un estado soberano independiente que no dependía políticamente de su metrópolis, aunque los lazos entre ambas eran estrechos.

Focea, ciudad jonia de Asia Menor, fue la encargada de acercarse, tras la fundación de Massilia (Marsella), a la península ibérica. Los asentamientos griegos en la península hay que entenderlos como establecimientos de trueque comercial o escalas de rutas comerciales, y no propiamente como colonias, pues los griegos no necesitaron aquí el territorio sino la seguridad suficiente para realizar sus intercambios.

La colonia de Empuries se estableció alrededor del 600 a. C., y es el establecimiento griego más conocido de la península ibérica. En el año 218 a. C., Empuries se usó como primera base militar romana, dentro del marco de operaciones bélicas desatadas por la Segunda Guerra Púnica. Los griegos, temerosos de la competencia comercial y política de los cartagineses, llamaron a los romanos y les abrieron sus puertas. Con el tiempo, el campamento romano se convirtió en otro núcleo urbano, añadido al asentamiento griego.

Hoy día se pueden visitar ambos asentamientos, tanto el griego como el romano, aunque este último sólo ha sido excavado en un 20%, por lo que todavía hay mucho por descubrir.sidebar:ciudad:platja d’aro

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
1 comentario
  • […] Seguramente si le pregunta a un catalán cuál es el pueblo más bonito de Catalunya, la mayoría de gente contestaría Cadaqués aunque no haya estado nunca. Cadaqués es un pueblo pesquero que se encuentra en el Alt Empordà (muy cerca de Francia), aislado por la montañas del Pení, dentro del Cap de Creus (muy cerca de Empúries). […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *