Doris: mis viajes de 2010

2010 ha sido para mí el año de los grandes descubrimientos, y también de los grandes viajes. Destinos como Japón me han acercado un poco más a la cultura oriental, que tanto me ha fascinado a lo largo de los últimos años. Uno de mis mejores cumpleaños lo pasé bajo el rugido de las siempre impresionantes cataratas del Niágara, en la frontera canadiense. Y además, gracias a la Oficina de Turismo de Holanda y a la Oficina de Turismo de Irlanda pude conocer rutas tan apasionantes como la de los veleros del legendario mar del Norte y la tan poco conocida del whisky irlandés. El inicio de verano lo marcó la semper aeterni Roma, con sus inolvidables puestas de sol, y el año terminó en Berlín, perdida bajo la nieve que rodea los restos de su histórico muro, y recordando un escalofriante pasado de la Alemania de la II Guerra Mundial. Un poco de naturaleza, una pizca de cultura y mucha magia han sido los ingredientes perfectos para el cóctel de mis viajes 2010.

mar del norte @the netherlands

Frisia, la Holanda desconocida

Mi 2010 viajero comenzó en Holanda, tras ser una de las ganadoras del concurso organizado por la Oficina de Turismo de Holanda en España, donde debíamos elaborar un itinerario original y diferente con una visita a los Países Bajos. Me decidí por la zona de Frisia, una de las regiones menos conocidas y más atractivas de este país y gracias al premio conocí esta parte tan poco frecuentada de Europa.

veleros @mar del norte

Cataratas del Niágara, entre EEUU y Canadá

Mi ruta sigue hacia las cataratas del Niágara, donde quería pasar mi cumpleaños. Con una parada técnica en Chicago para recoger a mi hermana pequeña y al resto del grupo, nos embarcamos en un Cadillac rumbo a Toronto pasando antes por la frontera con Canadá para llegar a Horseshoe Fall, en el lado canadiense de las magníficas cataratas del Niágara. Una de las paradas más interesantes fue Niagara-on-the-lake, un pequeño pueblecito del siglo XIX donde aún se conserva el sabor y las construcciones del siglo pasado. ¡Y un montón de destilerías de vino canadiense, no tiene pérdida!

anish kapoor @chicago

Roma, la ciudad eterna

El verano empezó con un viaje de trabajo en el que aproveché para conocer la siempre eterna Roma, donde lo mejor sin duda es perderse por sus calles recoletas y dejarse envolver por los más de 3.000 años de historia que hacen de esta ciudad un lugar tan especial que, al menos, debería ser visita obligatoria una vez en la vida. O, si se lanza una moneda de espaldas a la Fontana di Trevi, repetir visita y cumplir un deseo. El punto culminante del viaje es, cómo no, el legendario Coliseo, única de las siete nuevas maravillas que se conserva en Europa y cuya calificación se merece sin duda muy justamente. El sol se pone lentamente sobre la bella dama Roma, que al revés se lee Amor, y deja paso a una luna casi llena que ilumina de nuevo este inigualable museo vivo que todavía hoy, miles de años después, sigue conservando su encanto mágico.

puesta de sol @roma

Destino Japón

El súperviaje del año fue Japón, con ruta en shinkansen por todo el imperio del sol naciente y por las pequeñas islas del Mar Interior. Fue una visita muy, muy recomendable de la que hablaré durante los próximos días, pero puedo adelantar que el destino cumplió totalmente con mis expectativas, únicamente cambiaría la época del año, ya que agosto no fue el mejor mes para conocer Tokio, Kioto y alrededores, ¡demasiado calor y humedad!

geishas kyoto @elpixelviajero

De ruta con el whisky por Irlanda

La vuelta del verano no fue tan dura como de costumbre, con la genial noticia de la Oficina de Turismo de Irlanda comunicándome que había sido una de las finalistas del concurso El Mejor Irish Post con el que se organizó un blogtrip con mis compañeros y amigos Diego, Quique, Laura y Jesús para conocer un poquito mejor la cultura irlandesa y, sobre todo, su whisky. ¡Una ruta original e increíble!

whiskytasting @dublín

Navidad en Berlín

Y ya para finalizar el año de viajes, decidí conocer un poco mejor Alemania y su pasado histórico, visitando su emblemática capital, Berlín, y en compañía de Cultourberlin una visita de un día al campo de concentración de Sachsenhausen, donde revivimos algunos de los momentos más escalofriantes de la Alemania de la II Guerra Mundial. Un pasado que afortunadamente ha quedado atrás, y esperamos que para siempre.

mercadillo de navidad @berlin

Para el 2011, la carta a los Reyes Magos será una larga lista de destinos, entre los que figuran Islandia, Australia y Nueva Zelanda, aunque puede que haya alguna que otra sorpresa por medio, ¡ya sabéis que todo gran viaje empieza con un pequeño paso!

Continúa leyendo la serie 'Nuestros viajes'Silvia: mis viajes en 2010Txemi, mis viajes de 2010  

#alemania#Berlin#coliseo#dublín#holanda#Irlanda#Japón#Kioto#Mar-del-norte#Nueva-York#roma#Tokio#whisky

Publicado por Doris

Muchas cosas no se pueden averiguar pensando, hay que vivirlas (Michael Ende)
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *