Consejos para disfrutar de la Oktoberfest de Múnich

Brindis en el Oktoberfest de Munich

El Oktoberfest de Múnich es quizá la fiesta más multitudinaria del mundo; cada año pasan por sus carpas 7 millones de personas durante las dos semanas que dura. Comparten colas, mesa y un ambiente alegre y desenfadado que le dan un encanto muy especial.

Os ofrecemos unos cuantos consejos (alguno de ellos algo canalla) para disfrutar al máximo de esa gran fiesta que es el Oktoberfest:

  • No llegues muy tarde a las carpas si quieres conseguir asiento. Aunque entre todas las grandes carpas hay 100.000 asientos, muchos de ellos están reservados con meses de antelación, así que cuanto antes llegues, más posibilidades de encontrar alguno de entre los asientos libres, a ser posible no al lado de los lavabos.
  • No demores tampoco tu reserva de hotel, ya que la ocupación de los hoteles es completa para las fechas del Oktoberfest.
  • Múnich es mucho más que el Oktoberfest, y aunque tu visita esté centrada en salir y beber unas cervezas, hay muchos locales de primer orden en la ciudad, con un ambiente menos turístico. De todas maneras, si estás obsesionado con las cervecerías, algunas muy recomendables son Hirschgarten y Augustiner biergarten, cerca de la estación central.
  • No intentes aguantar el ritmo cervecero de los alemanes, sé realista. La cerveza que se sirve en el Oktoberfest es más fuerte de lo habitual (5% de alcohol), y la jarra más pequeña es de un litro. Ellos llevan toda su vida bebiendo, y tú probablemente no, así que afloja si no quieres convertirte en un “bierleiche”, o borracho paposo para entendernos. Sé previsor y llévate aspirinas o cualquier receta de la abuela para atajar la borrachera de alguno de tus compañeros o de ti mismo si se diera el caso.
  • Sube a las atracciones de la feria antes de beber como un cosaco. Es bastante obvio que tu estómago no encajará bien dos litros de cerveza con unas vueltas en la montaña rusa.
  • No te la juegues, no te “agencies” una jarra como souvenir. Aunque cada año desaparecen miles de jarras, si la policía te pilla in fraganti la multa es de 50 euros. Claramente no vale la pena, es más barato comprar una jarra en las tiendas de souvenirs.
  • El precalentamiento cervecero no es obligatorio, ¡pero sí recomendado! Aparecer en el Oktoberfest por primera vez puede ser un shock; el ruído, las multitudes, el calor en el ambiente… Un buen antídoto para tomárselo con filosofía es beber un par de copas antes, así no entraremos con el agobio.
  • Las mesas más pequeñas de las carpas dan asiento a 10 personas, por lo que no esperes encontrar una mesa romántica para dos.
  • ¡Vigila el presupuesto! En 2007, el precio de una Maß es de €7.50. ¿Cuántas estás dispuesto a pagar?
  • Las propinas no son obligatorias pero definitivamente recomendables. Sé generoso con las camareras en cada ronda.
  • Si has reservado y llegas tarde, ya has perdido la mesa, sin preguntas, sin excusas. Asegúrate de que llegas a la hora o atente a las consecuencias y no montes pollos.
  • Intenta visitar tanto las carpas grandes como las pequeñas, así verás los diferentes ambientes del festival.
  • Nunca dejes tu asiento libre si no hay un compañero vigilándolo, o te quedarás sin asiento.
  • Si bebes no conduzcas, si bebes no conduzcas… De verdad, no vale la pena, y además las franquicias de los seguros de los coches de alquiler son muy caras.
  • Finalmente, sumérgete en el espíritu del Oktoberfest. Disfruta del lugar y de la compañía. Intenta conversar con otras personas de la mesa, sé respetuoso con los demás y, si se presta, súbete también a la mesa a cantar como uno más.

Emplazamiento del Oktoberfest en Munich

Algunos enlaces de interés

Alojamiento

Nosotros estuvimos alojados este verano en el Hotel Admiral de Múnic, y quedamos muy contentos tanto con la habitación, personal, desayuno, etc. Está a un paso de Isartor, una de las antiguas puertas de acceso al casco antiguo de Múnich.

sidebar:ciudad:munich

Continúa leyendo la serie 'Oktoberfest de Múnich'Oktoberfest, la gran fiesta de la cerveza en MúnichComienza el Oktoberfest de Múnich  

#alemania#baviera#cerveza#festival#fiesta#hotel#munich#oktoberfest#pubs

Escrito por Manuel Aguilar

"Una frontera no es más que la separación entre la locura de unos y la de los otros."
3 comentarios
  • Consejos para disfrutar de la Oktoberfest de Munich…

    El Oktoberfest de Múnich es quizá la fiesta más multitudinaria del mundo; cada año pasan por sus carpas 7 millones de personas durante las dos semanas que dura. Comparten colas, mesa y un ambiente alegre y desenfadado que le dan un encanto muy espe…

  • Una ampliación de la definición para frontera.

    Frontera. Una frontera no es más que el intento (en todos casos infructuoso) llevado a cabo por unos cuantos para separar la supuesta locura de unos (que en algunos casos están en desacuerdo) de la locura de otros (que en algunos casos están en desacuerdo). Cuando en relidad la única locura existente pertenece a aquellos pocos.

  • Hola! Fui al Oktoberfest hace dos años y sólo aportar que es una experiencia necesaria por lo menos una vez en la vida. El ambiente es abrumador y la fiesta asegurada; además los alemanes cuando beben son mucho más simpáticos y divertidos que serenos.
    Per tengo alguna alegación a tus consejos (con permiso):
    – Si te atreves, llévate una jarra. Yo me llevé 2 y no veas lo bien que quedan en mi casa, sobretodo cuando las lleno para ver el fútbol con los colegas.
    – Vamos, no seas aburrido, sube a atracciones después de alguna cerveza. Evidentemente no a una montaña rusa, pero las hay a patadas en el Theresienwiese. Yo entré en un laberinto de cristal; fue tremendamente difícil (y divertido) salir, y además conocí a una alemanita muy maja 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>