15 cosas que (a lo mejor) no sabías de Islandia y los islandeses

15 cosas que (a lo mejor) no sabías de Islandia y los islandeses

A pesar de que últimamente se ha puesto de moda viajar allí, Islandia es un país lo suficientemente remoto como para que no sepamos gran cosa de él, fuera de los tópicos más manidos: que se sitúa en una isla perdida en el Atlántico Norte, donde por lo general hace mucho frío y hay muy pocas horas de sol; que su paisaje de origen volcánico es salvaje e indomable; que disfrutan de auroras boreales 6 meses al año; que el islandés es un pueblo medio vikingo y de un humor un poco siniestro, y además sus nombres son tan largos como impronunciables. Que no hace mucho ganaron Eurovision con un grupo de orcos (fueron los finlandeses), y que en 2008 encarcelaron a sus gobernantes por haberlos metido en una crisis financiera tremenda, de la que por lo visto ya se han recuperado.

[Revisado y actualizado a enero de 2017.]

Como buenos tópicos que son, contienen parte de verdad, parte de fantasía. Hace un mes tuve la suerte de poder realizar una escapada de 3 días por Reykjavik y alrededores, sin más planes que tomármelo con calma y dejarme llevar por mi curiosidad. En estos pocos días hablé con islandeses que me contaron una serie de cosas sobre su sociedad y su manera de ser, otras las aprendí leyendo varios libros sobre Islandia y el resto es fruto de la observación. Ahí van 15 curiosidades que (a lo mejor) no sabías de Islandia y los islandeses.

Cosas que no sabías de Islandia y los islandeses

  1. Islandia tiene una población de tan sólo 310.000 habitantes, de los cuáles unos 120.000 viven en su capital Reykjavik, y su área metropolitana suma alrededor de 200.000. La isla tiene una superficie un 20% más grande que Irlanda, sin embargo esta última tiene censados más de 6 millones de habitantes, para que te hagas una idea de la poca densidad de población de Islandia… Otro dato sorprendente es que, desde que Islandia comenzó a poblarse en el 870 después de Cristo, su número de habitantes sólo ha aumentado en 4 veces su tamaño inicial, mientras que Noruega, el país de origen de los primeros vikingos colonizadores de Islandia, lo ha hecho en una proporción de 70 veces.

  2. Vistas de Reykjavik desde su catedral
    Vistas de Reykjavik desde su catedral
  3. Todos los islandeses son familia en algún tipo de grado: la mayoría son primos segundos, o terceros… Es el único país del mundo en que se conserva el árbol genealógico de todos sus habitantes (pensad un par de veces en ello), y antes de establecer una nueva relación en pareja, es habitual consultar la base de datos de parentescos del país para saber qué grado de consanguinidad tienen con sus pretendientes. No es broma, hay incluso aplicaciones móviles en donde pueden consultarlo al instante…

  4. Los islandeses, como buenos nórdicos que son, creen en gnomos, elfos y personas invisibles que se ocultan en los parajes más solitarios de la isla. También les va la clarividencia, y la mayoría de islandeses reconocen abiertamente que han ido en alguna ocasión a que les echen las cartas. Para estos vikingos isleños, cualquier montaña, colina, cascada o río tienen nombre propio y son habitantes de la isla como ellos, y todos los islandeses tienen sus preferidos. En tiempos antiguos, cuando un anciano veía que su tiempo en la tierra tocaba a su fin no era extraño que abandonara a su familia y se dirigiera a la montaña de su preferencia, en donde desaparecía para siempre y se cree que su espíritu se refugiaba allí para formar parte de la montaña y proteger a sus descendientes por los siglos de los siglos.

  5. Bucólicos y enigmáticos paisajes en Islandia
    Bucólicos y enigmáticos paisajes en Islandia
  6. El actual alcalde de Reykjavik, Jón Gnarr, es de profesión comediante y acudió a las elecciones en 2012 como una broma… hasta que fue elegido por una amplia mayoría. Su programa electoral no tenía desperdicio, y se basaba en 3 puntos principales: poner toallas gratis en las piscinas públicas de Reykjavik, colocar un oso polar en el zoo, y 'hacer lo que esté bien la mayor parte de las veces'. Jón ha declarado recientemente que no repetirá mandato pese a que las encuestas dicen que sigue teniendo el apoyo de la mayoría, ya que según sus palabras: 'si tuviera que hacerlo de nuevo, tendría que convertirme en un político, y no lo soy; soy un comediante, lo he sido toda mi vida y mi objetivo sigue siendo hacer feliz a la gente'.

    [Actualización 2017: Jón Gnarr dejó la alcaldía y la política pocos años después, los islandeses comenzaron poco a poco a remontar la crisis y volvieron a abrir las puertas del gobierno a los conservadores que en parte la habían provocado –esto nos es familiar–. Además, en 2017 ha vuelto a saltar la polémica sobre una concesión de hipotéticas que vuelve a ser de hasta el 95% del valor de la vivienda, justo como en los tiempos más eufóricos de la burbuja inmobiliaria de mediados de la década del 2000, mientras que el dinero rápido que trae el turismo está generando una enorme presión sobre los recursos naturales de la isla ¿Irresponsabilidad y amnesia colectiva? O a lo mejor es que los tenemos demasiado idealizados, y resulta que los islandeses son igual de oportunistas y conformistas que en el sur de Europa.]

  7. Islandia ha sido considerada no hace mucho como uno de los países más ricos del mundo, y a pesar de que la crisis financiera golpeó muy fuerte en 2008 ha conseguido recuperarse rápidamente y sigue manteniendo una sanidad pública envidiable o unos porcentajes de universitarios inalcanzables para los demás del 96% (Suecia se queda en un 95%). La economía de Islandia va viento en popa, su sociedad está cohesionada, el futuro sólo parece presentar oportunidades de mejora y el optimismo que se percibe en las calles de Reykjavik así lo refleja. A pesar de todo esto, no deberías pensar que Islandia ha sido siempre el paraíso terrenal, pues es una isla en donde sus habitantes llevaban sufriendo unas condiciones de vida muy duras desde que se instalaron en el 870. La desaparición de gran parte de las tierras cultivables, erupciones volcánicas y terremotos apocalípticos, la devastadora peste, varias hambrunas y una climatología muy dura hicieron que incluso los islandeses se plantearan abandonar la isla a mediados del siglo XIX. Justo ahora que la tecnología les está aislando en parte de los caprichos de la madre naturaleza es que acaban de comenzar a disfrutar de la buena vida…

  8. Hasta aquí sólo llevamos 5 puntos pero… ¿estás viendo ya lo diferente que es Islandia de, por ejemplo, España? Parece que vivamos en planetas distintos. Seguimos…

  9. El topónimo Reykjavik significa 'bahía de vapores' y se explica por la gran cantidad de fuentes termales que existen en el subsuelo de la capital. Resulta que el famoso Lago azul que está entre Reykjavik y su aeropuerto internacional (Keflavik) no es muy popular entre los islandeses, ya que lo consideran una turistada y prefieren sus piscinas públicas termales de toda la vida en Reykjavik. Cuando supe esto hizo que me desmotivara ir al Blue lagoon, incluso teniendo entrada gratis como tenía… Los islandeses son tremendamente aficionados a los baños termales, y tienen un dicho popular que dice que si tienes un problema que no sabes resolver, no busques asesoramiento profesional: vete a cualquiera de los baños termales públicos, allí todo el mundo te escuchará y te aconsejará en base a su experiencia o a la de amigos. Estos lugares son muy importantes a nivel social, y constituyen uno de los verdaderos puntos de reunión de los islandeses. Otro son los cafés –les encanta el café– donde hacer un buen fika entre amigos.

  10. El animado Café Paris de Reykjavik
    El animado Café Paris de Reykjavik
  11. A nivel cultural, los islandeses son un pueblo culto y formado, con unas estadísticas que los destacan como el país con más lectores y libros leídos al año, y con la media de autores (escritores, músicos, etc.) entre la población más alta del mundo. Últimamente, Islandia disfruta de una escena musical que ha explotado como nunca, de gran calidad y variedad. Y no todo es Bjork o Sigur Ros, ni mucho menos… Cada año surgen decenas de bandas de proyección internacional, como por ejemplo los juveniles Of Monsters and Men, la enigmática Soley o el celebrado retorno de Emiliana Torrini tras su maternidad, con el album Tookah. Y recordemos que estamos hablando de una población de tan sólo 300.000 habitantes, 70 veces menos que en Noruega, 200 veces menor que en España… Sólo hace falta visitar la famosa tienda de discos 12 Tónar o salir una noche de pubs por Reykjavik para comprobar la vitalidad y la variedad de la escena musical islandesa.

  12. Cartel de la famosa tienda de discos 12 Tónar
    Cartel de la famosa tienda de discos 12 Tónar
  13. A pesar de lo que pudiera parecer, la industria más potente de Islandia es la del pescado, seguida de la industria de la fundición de aluminio, después la de la energía geotérmica y luego viene la turística, aunque esta última está en pleno auge y se espera que escale posiciones en pocos años. Como curiosidad, el 90% del agua caliente que sirven los grifos de Reykjavik proviene de dos centrales geotérmicas que hay en las afueras. Estas centrales extraen el agua directamente del subsuelo, y la transportan en cisternas hasta la capital a diario, almacenándola en unos grandes silos que se ven casi desde cualquier parte de la ciudad. O sea, que por un lado no hay calentadores de agua en las casas de los islandeses, y por otro, el agua caliente de la ducha y demás tiene un ligero sabor sulfuroso (comprobado). El uso de energía termal convierte a Islandia en uno de los países con menos polución del mundo, sino el que más, en contraposición por ejemplo a China.

  14. Hasta que Islandia no fue invadida por los Estados Unidos a mediados de la II Guerra Mundial, el país no disponía de aeropuerto internacional, sino de un patatal de pista en donde despegaban y aterrizaban pequeños y destartalados aviones usados principalmente en vuelos internos. Los islandeses no habían tenido posibilidad de salir de su isla, apenas conocían el resto del mundo y hasta bien entrada la década de los 70 del siglo pasado no fue que comenzaron a viajar fuera y descubrir otras sociedades, tal era su estado de aislamiento y pobreza. A partir de entonces comenzaron a asimilar otros valores, otras formas de vivir y otras culturas, que han ido integrando a su sociedad poco a poco. Hoy en día todos los islandeses hablan un inglés perfecto, la gran mayoría viaja fuera ya desde la infancia, acaban su formación universitaria en otros países y la Reykjavik actual no se siente diferente de estar en cualquier otra ciudad escandinava, salvo por un paisaje más duro y unos edificios menos sofisticados que en Noruega, Suecia o Dinamarca.

  15. Hay una estadística alucinante que dice que en Islandia hay una media de un crimen cada 6 u 8 años, casi siempre por causa involuntaria y debido al consumo de alcohol o de drogas. Vamos, que la policía científica se come los mocos… [Actualización 2017: en Reikiavik ha saltado la consternación y la polémica tras el asesinato en el puerto de Reikiavik de una joven de 20 años, se cree que a manos de un marinero procedente de Groenlandia. Esta desgracia ha provocado insultos de islandeses a otros groenlandeses en el centro de la ciudad, tras lo cuál el padre de la chica ha publicado en Facebook un mensaje llamando a la calma y a no culpar a todo un país por el asesinato.] Otro apunte nos dice que en el país el consumo de cerveza estuvo prohibido hasta 1989… Y otro dato igual de curioso nos habla de una Islandia que no tiene ejército ni partida presupuestaria destinada a él, y que dispone de una única fragata para patrullar sus costas.

  16. Los islandeses se reconocen a sí mismos como los escandinavos más sureños, curiosamente, porque, contrariamente a su posición geográfica, ellos se ven más cerca del sur de Europa en su forma de ser: no son puntuales, tampoco soportan hacer colas y siempre que pueden intentan pasar por delante de los demás. Son un poco locos conduciendo, no intentéis adelantarlos porque se 'pican' fácilmente. No se toman las cosas demasiado en serio, quizá porque viven en un polvorín (una isla volcánica) que ya ha demostrado en numerosas ocasiones que su mecha puede prender en cualquier momento… Este último punto me recuerda especialmente al carácter de los sicilianos

  17. La isla volcánica de Islandia se encuentra en medio de la falla que separa dos placas tectónicas terrestres, la de Norteamérica y la de Eurasia. Uno de los escritores islandeses más famosos, Hallgrimur Helgason dice socarronamente en su libro 'Reykjavik rocks!' que: 'America y Europa se están distanciando, y sólo Islandia puede mantenerlos unidos'. Se refiere a que esta falla, que es la razón de ser de Islandia y recorre la isla de arriba a abajo, separa los dos continentes a razón de 1 cm por dirección y año. Una de las excursiones más especiales que puedes hacer en Islandia –de entre muchas otras– es visitar Thingvellir, la explanada del parlamento en islandés, un lugar muy, muy especial para ellos y cuya magia y belleza te impactarán. Se da la curiosidad de que aquí podrás contemplar las fracturas en la tierra producidas por esta separación de placas tectónicas, y tendrás la posibilidad de pisar Norteamérica o Europa simplemente desplazándote unos pocos metros.

  18. En Islandia hay censados 85.000 caballos, llamados comúnmente Ponis Islandeses –aunque a los locales no les gusta nada que se les llame así–. Estos ponis son pequeños y cortos de patas pero muy aguerridos, trabajadores y resistentes, y llegaron a la isla con los primeros vikingos noruegos. Son de pura raza y proceden originariamente de las estepas de Mongolia. Todos los caballos están domesticados y son propiedad de alguno de los 54.000 jinetes registrados en el país. O sea, toca a una media de un caballo por cada cuatro islandeses… Otra curiosidad, en la isla apenas hay árboles y los islandeses, que parece que tienen un dicho para todo, bromean al respecto diciendo que: 'si te pierdes en un bosque en Islandia, sólo tienes que ponerte de pie'.

  19. El idioma islandés es una lengua escandinava traída a la isla por los primeros vikingos noruegos, y se da la circunstancia de que apenas ha evolucionado en 1.000 años: los jóvenes islandeses de hoy pueden leer los textos de sus primeros antepasados sin más problemas. Como resultado de esto, y de las similitudes gramaticales entre la gramática moderna y la antigua, los parlantes de la era actual pueden leer sin dificultad las sagas originales medievales pero, por otra parte, existe un desfase entre ortografía y fonética (ortografía histórica). Esta forma antigua del idioma se conoce como islandés antiguo, pero se suele igualar al nórdico antiguo (un término que se refiere a la lengua común escandinava de la era de los vikingos). Dicho de otro modo: cuando escuches hablar a un islandés cierra los ojos e imagina que estás escuchando a un vikingo del año 900. Más o menos.

  20. Respecto al turismo, en los 3 últimos años los islandeses han pasado de acoger 400.000 visitantes a los 800.000 de 2012, y su previsión es recibir en pocos años hasta 6.000.000 de turistas anuales. Son crecimientos que marean, y esto ha de tener un fuerte impacto en Islandia con total seguridad… ¿Cómo se van a preparar a nivel de plazas de alojamiento o transporte desde y al aeropuerto de Keflavik? ¿Cómo harán para que semejante número de turistas no impacten negativamente en el entorno natural, su activo más preciado? ¿Cuántos turistas caben en la catedral de Reykjavik, el Lago Azul o los barcos que hacen excursiones de avistamiento de ballenas? Retos sin duda muy interesantes para una sociedad que mira al futuro con confianza y optimismo. [Actualización 2017: la burbuja turística sigue viento en popa, y este año se pretende doblar el número de habitaciones disponibles en una Reikiavik totalmente saturada y con precios de estancia por noche elevadísimos.]

***

¿Qué te han parecido Islandia y los islandeses? Dan ganas de acercarse a conocerlos mejor, ¿verdad? Mientras tanto, si tienes más ganas de descubrir otras culturas, puedes aventurarte a leer 15 cosas que (a lo mejor) no sabías de Finlandia y los finlandeses.

sidebar:ciudad:reykjavik

#islandia#islas#paises nórdicos#reikiavik

Publicado por Manuel Aguilar

"Viajar es uno de los mejores caminos para encontrarse a uno mismo."
25 comentarios
  • Un post muy completo y muy interesante. Siempre me he sentido atraída por este país, y cuanto más leo sobre él, más ganas tengo de ir. Tendrá que encabezar mi lista de buenos propósitos del nuevo año, a ver si el sueño se hace realidad de una vez. Muchas gracias por toda la información que nos aportas. 🙂

  • Un post genial y que además me ha traído unos recuerdos estupendos de Islandia, un destino más que recomendado. Me pregunto que pasará cuando se alcancen las previsiones de turismo que comentas en el punto 15 porque cuando fui yo en 2011 ya estaban todos los alojamientos y coches de alquiler reservados desde hacía meses (de hecho una amiga quiso organizarse una ruta de 10 días alrededor de la isla similar a la nuestra y no pudo). Precisamente eso, la ausencia de todo y de todos, es una de las cosas que más me sorprendió, estar horas y horas sin ver ni un alma no es algo muy habitual en un viaje jajaja. Cuando vuelvas más días no te pierdas la península de Snaefells, Krafla, los fiordos y los tesoros del sur. Te dejo el enlace a mi viaje por si te sirve y/o interesa: http://www.undiaenelpolo.com/2011/09/islandia-paraiso-geologico.html

  • Me podéis ayudar en qué tienda de Islandia podría encargar desde España unos vikingos de decoración pequeños?. Mis hijos estuvieron en Islandia, camino a Groenlandia y compraron, creo que en el puerto, una parejita de vikingos ideales y muy tiernos y ahora quieren comprar 3 pequeñitos en representación de sus 3 hijitos. Muchísimas gracias, supongo que en las tiendas de regalos, pero desde aquí no consigo encontrar ninguna, al no saber nombres.Un cordial saludo.

  • Me ha encantado tu post. Voy a ir este verano a Islandia y creo que me ayudará mucho, me encantan todas las curiosidades de los islandeses
    Ya he reservado los hoteles y en algunos lugares no he encontrado ya.
    Saludos

  • Genial Mariasun, tu comentario es la mejor recompensa. Entonces te recomiendo el ‘Pequeño libro de los islandeses’ de Alda Sigmundsdottir, con unas descripciones de la sociedad islandesa muy amenas y fidedignas (leído hace tres meses y confirmado por un par de islandeses a quienes pregunté en Reikiavik, que lo tienen en alta estima).

  • Felicidades por este maravilloso post, me parece que está bastante completo, detallado y has escogido los puntos claves de la isla. Iré en una semana y estoy convencido de que me encantará.
    El punto 15 me ha impactado mucho pues sé que Islandia se verá afectada por la cantidad de turistas, no solo hablando economicamente, incluso puede que aumente la cantidad de crimenes (por parte de los visitantes) e incluso la contaminación, y es algo que me preocupa bastante; hay que ver como este país va a reaccionar ante esto.
    Gracias por tu post, me ha parecido interesante. Saludos.

  • Saludos desde Buenos Aires!
    Estimado, que manera más fluida y amena tienes de contar las cosas. Me ha atrapado tu narrativa desde el comienzo. Te felicito.
    La empresa a la que gustosamente trabajo, nos regalaran viajes a Islandia. Tu post me puso al tanto de todo lo que necesitaba saber. Abrazo fuerte, y gracias!

  • Hola Manuel, quisiera pedirte algunas recomendaciones ya que estoy pensando en viajar a Islandia desde Panamá, por favor si puedes contactarme te agradezco!

    Saludos, Mónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *