Ciudad del Cabo: El Cabo de la Buena Esperanza y Cape Point

A menos de dos horas conduciendo desde la Ciudad del Cabo se encuentra uno de los puntos más legendarios para los marineros de los siglos pasados, el cabo de la Buena Esperanza. Para finalizar una magnífica costa Atlántica con bellísimos acantilados y un mar salvaje e indomable se encuentra el Cape Point y el GoodHope Cape como punto geográfico donde el océano Índico y el océano Atlántico se encuentran.

El cabo de la Buena Esperanza desde Cape Point
El cabo de la Buena Esperanza desde Cape Point

El origen del nombre del Cabo de la Buena Esperanza viene del primer europeo que consiguió llegar al cabo, Barlomeu Dias en el siglo XV. El navegante bautizó este cabo como el Cabo de las Tormentas. Sin embargo, el rey de Portugal Juan II lo renombró para dar ánimos a los marineros portugueses para abrir la ruta entre Portugal y la India, así que le cambió el nombre a cabo de la Buena Esperanza. El cabo de la Buena Esperanza lo terminó de cruzar el navegante Vasco de Gama y colocó una cruz que actualmente se encuentra aun allí una réplica.

El punto más al sur de África no es el cabo de la Buena Esperanza ni el Cape Point sino el cabo Agulhas que se encuentra a unos 300 km al este, muy cerca de Hermanus y Gansbaai.

Qué hacer en Cape Point y en el Cabo de la Buena Esperanza?

El Cape Point es uno de los lugares en el mundo con energía especial, y quizás esto se debe a que es el lugar donde el frío océano Atlántico se une con el caliente océano Índico, un lugar donde se pasean las ballenas australes francas en su emigración entre mayo y noviembre y por sus espectaculares acantilados que terminan en playas blancas donde se puede divisar un horizonte sin contaminación.

Cape Point
Cape Point

En la zona se puede encontrar flora con plantas únicas en el mundo y fauna con más de 250 especies de pájaros, antílopes o un tipo de zebra especial. También hay ruinas de los habitantes que vivieron en la zona los últimos 2000 años hasta que llegaron los holandeses y la cruz que plantó Vasco de Gama o Bartolomeu Dias. En este parque hay uno de los acantilados más altos del mundo con 249 metros por encima del nivel del mar.

En el Cape Point podrás visitar el actual faro que hay después de subir toda la colina a pie o con autobuses (previo pago) o bien realizar un trecking de un par de horas hasta el cabo de la Buena Esperanza. Hay muchísimas rutas para hacer treckings en el parque, así que deberás mirar el mapa o las indicaciones que hay en la carretera. En mi experiencia personal, llegamos tan tarde al parque que solo pudimos ver el Cape Point y el Cabo de la Buena Esperanza, así que os sugiero que le dediquéis como mínimo medio día. Y quizás la mejor hora para visitarlo es por la tarde porque los colores que hay en toda la zona durante la puesta de sol son magníficos.

El cabo de la Buena Esperanza
El cabo de la Buena Esperanza

Como curiosidad hay la leyenda de un barco fantasma, el Flying Dutchman (el Holandés Errante), que ha sido visto durante muchos años navegando en el horizonte del mar. Dice la leyenda que el Flying Dutchman, capitaneado por Hendrik van der Decken, nunca llegó a puerto y fue condenado a navegar para siempre más. El origen de la leyenda náutica procede del siglo XVII, aunque hay versiones más modernas del siglo XVIII que añaden que el barco llevaba preciosos tesoros en su interior.

El precio de la entrada del Cape Point es de 75 RAND (8€) por persona y se puede entrar a partir de las 6 de la mañana hasta las 18h de octubre a marzo; y de 7h a 17h de abril a septiembre. Una advertencia que debemos daros es que las salidas más tarde de la hora de cerrar deberán pagar 500 RAND de multa, así que deberéis ser puntuales.

Cruz de Vasco de Gama en el cabo de la Buena Esperanza
Cruz de Vasco de Gama en el cabo de la Buena Esperanza

¿Dónde comer cerca de Cape Point?

Si estás en Fishoek tienes que ir a comer en el Café Olympia, que es un bar y horno de pan donde se puede comer un menú delicioso cada día. Normalmente hay cola y deberás apuntar tu nombre en una pizarra. Tuvimos que esperar unos 20 minutos pero al final mereció la pena, por su calidad y precio. Allí pude comer linguini de mare deliciosos, te los recomiendo! Ah! Más tarde de las 15h ya no sirven comida, así que date prisa!

Linguini di mare del Cafe Olympia
Linguini di mare del Cafe Olympia

En Simons Town hay varios restaurantes, sin embargo la mayor parte son muy turísticos y de baja calidad. Aunque nos recomendaron un par de ellos, un vegetariano y el Bay Café done se puede comer buenos calamares.

sidebar:ciudad:ciudad del cabo

Continúa leyendo la serie 'Viaje a Sudáfrica'Batalla en el Parque KrugerCata de vinos en Franschhoek Sudáfrica  

#africa#Cape Town#Ciudad del Cabo#faros#Sudáfrica#trekking

Publicado por Marc

"Seamos realistas y hagamos lo imposible". El Che Guevara
4 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *