Caganers en la Fira de Santa Llúcia de Barcelona

Estas Navidades, la Fira de Santa Llúcia de Barcelona parece tener más puestos y afluencia de visitantes que nunca…

Fira de Santa Llúcia 2011 Barcelona

Ya hace algunos años que el mercado navideño barcelonés ha vuelto a su ubicación habitual entre la Avinguda de la Catedral y la Plaça Nova, más amplio y muy necesario para volver a absorber el altísimo volumen de visitas que de siempre ha disfrutado esta feria catalana. De todas formas, la antigua ubicación, justo a los pies de la Catedral de Barcelona y en un espacio reducido a menos de un tercio del actual, era mucho más entrañable. La fuerte iluminación y las ‘anchas’ avenidas de hoy día han hecho perder a la Fira de Santa Llúcia varios puntos de magia en mi opinión, pero hay que reconocer que era una medida necesaria, vista la masiva afluencia de curiosos y compradores. De hecho, el centro de Barcelona está abarrotado de gente durante todo el año, pero es quizá por estas fechas navideñas que bate récords en número de visitantes.

Fira de Santa Llúcia

Tampoco este año ha quedado corta en puestos la fira de Santa Llúcia, con más de 300 casetas que están ordenadas por temática en zonas: tenemos la zona de figuras para hacer el belén, la de adornos navideños (luces, muérdago, árboles de Navidad, etc.) y la zona de caganers y tiós de Nadal. A partir de las cinco de la tarde, cuando ya empieza a anochecer en Barcelona, no cabe un alfiler en el mercado navideño de Santa Llúcia, y el curioseo y las compras se encuentran pacíficamente a la sombra de la catedral. Nosotros siempre vamos como compradores, ya que en casa tenemos por costumbre comprar al menos una figura de belén en el Mercat de Santa Llúcia cada año, y éste se ha venido con nosotros un burrito cargado de viandas, suponemos que iba de camino a Belén.

Un mercado navideño especial

Aparte de las altas temperaturas que se suele disfrutar en Barcelona por estas fechas —sobre todo si las comparamos con el centro y norte de Europa—, hay otros hechos distintivos que hacen de la visita al Mercat de Santa Llúcia una experiencia diferente a la de visitar otros mercados navideños.

Comencemos por lo que NO vamos a encontrar. Además del ambiente nada frío, hay que destacar que el mercat de Nadal de Santa Llúcia no está especialmente adornado con motivos navideños. Tampoco hay puestos de comida, cosa que lo diferencia mucho de mercados de Navidad franceses y alemanes. Su aspecto general es más bien espartano, utilitario, y es en el interior de las casetas en donde veremos todo el producto navideño expuesto para vender. Y vender es precisamente la función principal del mercado de Navidad de Santa Llúcia, a diferencia de otros mercados navideños que están pensados para ambientar y dar vida al centro de las ciudades, y también convertirse en la excusa perfecta para juntarse y tomar un vino caliente o merendar en buena compañía.

En este sentido, el mercat de Nadal de Santa Llúcia es ‘menos navideño’ que otros, seguramente porque no lo necesita: ya tiene a su alrededor todo el centro de Barcelona como espectacular escenario gastronómico, de shopping y de ocio, engalanado con luces y motivos navideños casi en cualquier calle, y un ambiente envidiable. Si queremos disfrutar de un mercado navideño más ‘típico’, tenemos excelentes opciones en la Alsacia francesa (Colmar y los pueblecitos de alrededor) o en tantos y tantos mercados navideños alemanes o en capitales europeas como Praga, Viena y Tallin.

Caganers i Tiós de Nadal, una sana tradición catalana

Ya hemos hablado de caganers y Tiós de Nadal ampliamente en una anterior entrada, se trata de unas figuras muy tradicionales catalanas y que sólo pueden encontrarse en sus mercados navideños. Los tiós de Navidad son siempre los mismos, no hay mucha innovación.

Tiós de Nadal en la Fira de Santa Llucia de Barcelona

Los caganers sin embargo se actualizan con los tiempos, puesto que aparte del genuino caganer pagés del siglo XIX la tradición es incorporar a los políticos y celebridades de la actualidad en la irreverente pero no por ello menos sana postura de agacharse y echar una cagadita. Este año no podía ser menos, y en la caseta que ha montado caganers.com podremos encontrar una amplia selección de caganers actuales y de siempre.

Algunos de los caganers más destacados de este año han sido…

Caganers del Papa, el Dalai Lama o Vladimir Putin...
Caganers del Papa, el Dalai Lama o Vladimir Putin...
Caganers de la Merkel, Sarkozy, el denostado Berlusconi...
Caganers de la Merkel, Sarkozy, el denostado Berlusconi...
Caganers de reyes, reinas y príncipes...
Caganers de reyes, reinas y príncipes...
Caganers de Shakira y Piqué, de Rubalcaba o incluso Dora la Exploradora...
Caganers de Shakira y Piqué, de Rubalcaba o incluso Dora la Exploradora...
Caganers de políticos latinoamericanos como Evo Morales, Hugo Cháves...
Caganers de políticos latinoamericanos como Evo Morales, Hugo Cháves...
Caganers por profesiones: cocineros, camareros, ejecutivos...
Caganers por profesiones: cocineros, camareros, ejecutivos...
... y caganers tradicionales, tan irreverentes como siempre
... y caganers tradicionales, tan irreverentes como siempre
Todos ellos y muchos más es posible contemplarlos en la caseta de caganer.com
Todos ellos y muchos más es posible contemplarlos en la caseta de caganer.com

Un descanso tras visitar la Fira de Santa Llúcia…

Caminar entre multitudes es bastante cansado, así que después de visitar el mercado navideño de Santa Llúcia os recomendamos reponer fuerzas en un bar de la zona. Una buena opción es hacer un chocolate con churros, o con melindros, y si no nos apetece lo dulce siempre podemos ir copas o de tapas por el centro de Barcelona. Para la opción chocolate, os recomendamos el Bar del Pí, un antiguo café de lo más tradicional y que sigue conservando una excelente calidad en cuanto a chocolate a la taza con churros se refiere. Y si el hambre no es una prioridad, tenemos a nuestra disposición centenares de comercios de lo más variopinto por la zona.

Consejos para visitar la Fira de Santa Llúcia

  • La Fira de Santa Llúcia está en pleno centro de Barcelona, con lo que es muy fácil acceder a ella mediante transporte público (autobús, metro, Renfe, Ferrocarrils de la Generalitat). Básicamente, bajando en cualquier parada del centro estamos a unos minutos caminando de llegar al mercado navideño. Y si nos desorientamos, preguntando por la Fira de Santa Llúcia o por la catedral, y nos indicarán fácilmente.
  • Si vamos en coche y queremos aparcar cerca, podemos hacerlo en el parking (de pago) situado en Via Laietana. Otras zonas cercanas con parkings son Plaza Urquinaona, y el Moll de la Fusta. Es aconsejable acercarse a la Fira de Santa Llúcia no más tarde de las 17h, puesto que para entonces los parkings están prácticamente llenos y nos va a ser muy difícil aparcar. El mismo consejo es aplicable a los otros parkings del centro de Barcelona, que consiguen ocupaciones del 100% la mayoría de tardes del mes de diciembre.
  • Dada la masificación de gente que hay visitando la Fira de Santa Llúcia cualquier día de diciembre, es aconsejable ser previsor ante los posibles carteristas y estar un poco atentos a nuestras pertenencias. De todas formas no es más que aplicar algo de sentido común, y el mercado navideño está convenientemente vigilado, como el resto del centro de Barcelona.

sidebar:ciudad:barcelona

#barcelona#cultura#españa#Europa#mercados navideños#Navidad#tradiciones

Escrito por Manuel Aguilar

"Una frontera no es más que la separación entre la locura de unos y la de los otros."
1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>